capa de ozono

Día Internacional de la Preservación de la Capa de Ozono

Tiempo de lectura: 4 minutos

¡Ya hace 32 años! En un lejano 16 de septiembre de 1987 se firmó uno de los primeros acuerdos internacionales con un objetivo 100% medioambiental. Fue el Protocolo de Montreal para salvar la capa de ozono. Parece mentira que haya pasado tantos años que la comunidad internacional por fin señaló la importancia vital de recuperar esta frágil franja de gas que nos protege de los rayos del sol. 32 años en los que la sociedad internacional dijo basta y se puso manos a la obra. Sin embargo, en muchos otros temas vitales los organismos internacionales y gobiernos siguen empozonados en un lodazal de excusas para no actuar con todos los recursos que dispone la sociedad.

Pero no todo es negativo y este día Internacional de la Preservación de la Capa de Ozono es un ejemplo de cómo cuando los gobiernos lideran el cambio, los objetivos medioambientales fundamentales se pueden conseguir. Tal y como se ha demostrado con el paso de los años la protección de la capa de ozono es un éxito. Según indica la propia ONU, se han eliminado el 99% de los productos químicos que destruían el ozono.

Estado actual de la Capa de Ozono

Sabemos que en Clickoala como en la mayoría de informaciones sobre medio ambiente casi siempre hablamos de cosas negativas, como graves problemas a superar o consecuencias del cambio climático. Por eso, para quién escribe esta información es un auténtico privilegio poder decir que se están haciendo las cosas muy bien con este tema.

Milestones de la capa de ozono

Momentos clave de la actuación internacional sobre la capa de Ozono

Tal y como indica la propia ONU, se ha ido recuperando la capa de ozono entre un 1-3% por década. Puede no parecer demasiado, pero si se siguen haciendo las cosas igual de bien, las previsiones indican que para el año 2030 se habrá recuperado la totalidad de ozono perdido en el hemisferio norte y en las zonas de latitud media. Para la recuperación total del hemisferio sur habrá que esperar al 2050 y para las zonas polares la fecha de la plena recuperación será en 2060.

Ni un paso atrás. Nos permitimos la licencia histórica para reflejar que este optimismo y estas previsiones serán posibles si se mantiene este celo en el análisis de los productos nocivos para la capa de ozono.

La Capa de Ozono: qué es

Aviso para nuestros lectores, a continuación vamos a explicar qué es el ozono y algunas características científicas. Esto significa que aquellos que se asusten al recordar sus clases de ciencias del colegio e instituto, tiene todo el permiso para dejar el post aquí. No se lo tendremos en cuenta. Para el resto, vamos a ello, ya que entendiendo su naturaleza será más fácil comprender la importancia de la mejora de la capa de ozono.

El ozono es un gas que está presente de forma natural en nuestra atmósfera. Su fórmula química es O3 y se explica en que cada molécula de ozono tiene 3 átomos de oxígeno.

  • El ozono atmosférico se encuentra en dos zonas principalmente:
    Cerca del 10% del ozono está en la troposfera, que es la región más cercana a la Tierra. Esto en distancia se podría delimitar a una distancia desde la superficie terrestre hasta los 10-16 kilómetros de altitud.
  • El 90% restante está ubicado en la parte superior de la troposfera, aproximadamente a unos 50 kilómetros de altitud

Esta acumulación de ozono es lo que popularmente conocemos como la capa de ozono.

Por qué es tan importante

Como ya hemos avanzado en la introducción del post, la capa de ozono actúa a modo de escudo contra la radiación solar. Es decir, cuando decimos que tenemos que cuidar nuestra piel con protectores solares esto es posible gracias al ozono. Sin estas moléculas, no habría protector solar que pudiera proteger la vida tanto humana como animal.

El tan famoso agujero de la capa de ozono no es más que una disminución de moléculas de ozono y, por tanto, una reducción de este escudo natural que nos protege de la irradiación solar. En estos momentos, el agujero de la capa de ozono está ubicado en los polos y se hace más intenso durante la primavera de ambos hemisferios.

Es la actividad humana la que ha hecho disminuir durante tantos años la concentración de ozono en la troposfera mediante el uso de algunos gases que ascendían hasta contactar con las moléculas de ozono y las destruían.

Hay varios tipos de gases que degradan la capa de ozono. Estos son los 3 más importantes:

Gases CFC: bajo estas grafías se esconde los gases clorofluorocarbonos. Y son los más agresivos para la capa de ozono. Están prohibidos casi en su totalidad actualmente, pero durante muchos años fueron utilizados masivamente en aerosoles, neveras y aires acondicionados. Por ello, siempre debemos comprar productos que estén libres de CFC (hay etiquetas que lo muestran).

Hidrocarburo halogenado: conocido popularmente por halón. Este gas está en algunos extintores. Y para evitar su uso, es tan sencillo como antes de comprar un producto de este tipo, comprobar que está libre de este elemento.

Bromuro de metilo: un pesticida que al liberarse en el medio ambiente destruye ozono. Se usa principalmente en plantaciones de madera. Como consumidores podemos poner nuestro granito de arena, al comprobar si los productos de madera que queremos comprar no están hechos de una madera tratada con este pesticida.

Por supuesto, sabemos que no todo tiene que recaer en los ciudadanos y consumidores, sino que deberían ser más estrictos los controles de este tipo de gases. Por fortuna, tal y como hemos indicado la capa de ozono se está recuperando.

 

¿Te gustaría conocer nuestras novedades y nuevos artículos? Solo tienes que registrarte en el botón de debajo para ser parte de nuestra familia Koala y estar al día de todo.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *