Protector solar ecológico

Protector solar ecológico. Utilízalo por fin con criterio

Tiempo de lectura: 7 minutos

Ya estamos en la primera ola de calor de este verano y seguro que la mayoría de nosotros estamos con la mente más puesta en las vacaciones que en el trabajo.

Un 60% de los españoles elegirán probablemente de nuevo este año la playa para llevar mejor el calorcito y desconectar de la rutina. Aunque seguro que muchos de nosotros vamos a ver un brillo aceitoso e iridiscente en la superficie del agua cuando coincida que la masa de turistas se ha ido a casa. Y es probable sea causado por el filtro solar de los bañistas tras un refrescante chapuzón.

Algunos efectos de la contaminación marina son visibles, como la basura plástica que demasiado a menudo cubre los arrecifes y las playas. Otros efectos son igualmente obvios, como el hedor a azufre de una zona muerta cercana a la costa causada por aguas residuales y fertilizantes. Pero, desafortunadamente, la contaminación marina va incluso más allá de lo que la mayoría de las personas pueden presenciar y estos aspectos menos evidentes de la contaminación tienen también graves consecuencias.

 

Utiliza siempre protección en tus exposiciones al sol

Es bien sabido lo importante que es protegerse de los rayos directos y de las exposiciones prolongadas del sol. Los protectores solares son muy importantes y de ninguna manera debemos dejar de utilizar estos productos. Hay estudios que avalan que, de media, las personas aplican menos de la mitad de la cantidad del protector solar requerido para brindar el nivel de protección prometido en el envase. Independientemente de las afirmaciones de resistencia al agua de un protector solar, siempre es mejor volver a aplicárselo después de nadar y sobre todo después de secarse con una toalla.

Hay que reaplicar el protector al menos cada dos horas, sin importar el Factor de Protección.

Lo importante es tener información y por tanto, criterio, para saber que protector utilizar de forma que no tenga consecuencias negativas ni para nuestra piel ni para nuestro medio ambiente.

 

Pero, ¿qué puede suponer mi protector solar para el medio ambiente?

Cada año se vierten al mar entre 6.000 y 14.000 toneladas de crema solar en los océanos de todo el mundo. Se estima que el 25% de los ingredientes de los protectores solares que aplicamos terminan en el agua.

Por lo que tener en cuenta la composición de estos productos es básico para poder preservar la fauna y flora marina. ¡Ojo! Hay una serie de químicos a evitar en los ingredientes de los protectores solares, que son agresivos para el fondo marino (especialmente para los corales):

  • Oxibenzona
  • Octinoxate
  • Octocrylene
  • PABA (Aminobenzoic Acid)
  • Enzacamene
  • Octisalate
  • Homosalate
  • Avobenzone

Pero, además, algunos conservantes y aditivos también son perjudiciales y podrás identificarlos con estos nombres: parabens, pthalates, triclosan, microbeads (plástico).

Según los Archivos de Contaminación Ambiental y Toxicología , el ingrediente principal de los filtros solares, la oxibenzona daña los arrecifes de coral. El estudio acredita que “los nadadores y las descargas de aguas residuales municipales, residenciales y de embarcaciones” han arrojado oxibenzona a nuestros océanos y compara los efectos nocivos que la oxibenzona tiene sobre el ADN del coral con el de la gasolina.

“La oxibenzona causa extrañas deformidades en los tejidos blandos y también hace que las larvas de coral se encierren en su propio esqueleto, en su propio ataúd”, comenta a The Guardian uno de los autores del estudio, Craig Downs, P.h.D. El científico también observó que los corales muertos, o “arrecifes de zombies“, eran mucho más comunes en las bahías frecuentadas por turistas, mientras que las aguas menos turísticas aún tenían arrecifes saludables.

Los “arrecifes zombies” o corales y otros organismos de arrecife “se ven sanos pero en realidad son estériles o están muertos, por lo que no pueden reproducirse”. Los compuestos también pueden contribuir a la decoloración del coral, que se produce cuando las algas que les dan vida y que normalmente viven en el coral, se desvanecen, debido a los cambios en las temperaturas del océano, el estrés o la contaminación. “Y una vez que esos arrecifes mueren, descubrimos que no están regresando”, señala Downs. “Simplemente se están derrumbando en polvo”.

Las lociones de protección solar no amenazan a todos los arrecifes de coral del mundo. Sin embargo, los productos de protección solar y otros productos para el cuidado personal sí amenazan los arrecifes de coral que son más importantes para las personas, aquellos que son puntos focales del turismo.

La oxibenzona, por ejemplo, se puede detectar en la orina dentro de los 30 minutos de la aplicación.

Cuando se descarga el inodoro o se quita el protector solar en la ducha, los productos químicos de la loción entran en la alcantarilla. Para las ciudades cercanas a los arrecifes de coral y sin sistemas sofisticados de tratamiento y manejo de aguas residuales, esta contaminación es bastante inevitable. También afecta en gran medida a los arrecifes de borde que son críticos para proteger las costas de la erosión.

 

Cerca del 90% de los arrecifes en el Caribe han desaparecido desde 1980.

La oxibenzona es tóxica no sólo para los corales y las algas, como mencionamos anteriormente, sino para muchos animales marinos. En los erizos de mar inhibe el desarrollo embrionario. En los peces puede dar lugar a cambios de género donde los que los machos adquieren los atributos femeninos, mientras que las hembras han reducido la producción de huevos y las eclosiones de embriones. Y en los mamíferos se ha demostrado que es un mutágeno potencial y que exhibe actividad procarcinogénica.

Por supuesto, numerosos factores pueden afectar la vida marina más allá de la protección solar, como el cambio climático. Pero el rápido declive de los arrecifes se ha convertido en un problema global inconfundible. Por suerte, cada vez son más las personas que tienen conciencia de estos problemas y buscan algún tipo de protector solar ecológico sin nanoparticulas o alguna alternativa de protector solar ecológico.

 

Y ahora que sabemos. ¿Qué opciones tenemos de protector solar ecológico sin nanoparticulas?

La Dra. Catherine Borysiewicz formada en Cambridge y dermatóloga en la galardonada Clínica Cadogan, hospital privado con un departamento especializado en cáncer de piel en Londres, explica que hay 2 “Modos de acción”:

  • Los protectores solares químicos, que absorben la radiación ultravioleta como una esponja. Captan la energía solar y la transforman convirtiéndola en inocua para la piel. Como ventaja tienen que son muy agradables desde el punto de vista cosmético, el inconveniente es que (aunque los presentes en el mercado son seguros), al absorberse a través de la piel pueden ocasionar ciertas alergias. Son los más populares en el mercado.
  • Los protectores solares minerales que contienen dióxido de titanio u óxido de zinc y de hierro, la mica, caolín o talco y reflejan la radiación desde la superficie de la piel como un espejo. La gran ventaja (sobre todo para los peques) es que no pueden ser absorbidos por la piel. Como desventaja, su cosmeticidad, suelen ser texturas espesas que dejan la piel con un aspecto blanquecino. Pasaron de moda por esto, pero lentamente se están volviendo más populares de nuevo. Son excelentes para personas con pieles sensibles o inflamatorias, afecciones de la piel como el eccema, y más amables con la vida marina.

Los protectores solares minerales tienen el beneficio adicional de ser efectivos inmediatamente después de la aplicación, a diferencia de los protectores solares químicos que deben aplicarse al menos 15 minutos antes de la exposición al sol para que la piel los absorba. Con lo que hace que la primera sea una opción práctica para los niños a los que 15 minutos es un mundo cuando están deseando salir a la calle.

 

¿Es entonces mejor usar filtros físicos?

De acuerdo con EWG (Environmental Working Group) los protectores solares minerales son la mejor opción, ya que protegen contra los rayos UVB y UVA, siguen siendo efectivos por más tiempo y no contienen tantas sustancias peligrosas.

Hemos aprendido también mucho de la Dra. Marián García  que en sus post comenta y confirma que estos filtros físicos no tienen ningún impacto negativo en el medio ambiente. Son biodegradables y son los que suelen usarse en el protector solar ecológico. Pero es importante saber que no hay legislación Europea uniforme que marque los ingredientes que tiene que contener un cosmético ecológico.

Hay nada menos que 20 sellos distintos independientes en Europa. Ecocert es uno de esos sellos y en base a sus criterios y normas, los protectores ecológicos que cumplan con sus baremos tienen que tener:

  • 95% de ingredientes de origen natural (no el 100%)
  • Si están hechos a base de plantas, el 95% de origen ecológico
  • También deben ser respetuosos los embalajes la cadena de fabricación

Para aquellos a los que no les gustan los protectores solares a base de minerales, que pueden ser calcáreos y dejar una película blanca hasta que sean lavados (aunque parece que se está trabajando en ello y las nuevas marcas han avanzado mucho para reducir este efecto), la buena noticia es que también hay filtros químicos que NO son “malos” para la vida marina. Los hay respetuosos con el medio ambiente. EWG recomienda los protectores solares con avobenzona y sin el notorio disruptor hormonal oxibenzona. La avobenzona, mexoryl SX, tinosorb S… , son los incorporados ahora por la mayoría de los laboratorios dermatológicos relevantes  y por su compromiso medioambiental no incluyen como ingredientes filtros químicos hidrosolubles, empleando además la mínima cantidad posible de filtros. Está claro que el protector solar ecológico tiene un futuro en cuanto la sociedad aumenta en su conciencia y respeto por el medio ambiente.

 

Implicaciones y soluciones

No existe una solución única y definitiva para el problema de la contaminación por protección solar.

Pero es muy importante tener en cuenta que ninguna opción de mitigación requiere que no se use protector solar. La protección solar es un importante problema de salud pública, y los filtros solares desempeñan un papel muy importante en la gestión de este riesgo. Supuestos:

  • Prohibir el uso de productos que contienen ingredientes amenazantes en áreas donde los arrecifes de coral son más susceptibles a la exposición. Esto ya se ha implementado en Hawái.
  • Campaña informativas en áreas gestionadas por arrecifes de coral, como parques marinos y santuarios, que instruyen a visitantes y locales sobre el impacto ambiental de la contaminación con filtro solar y se les pide que utilicen productos de cuidado solar sin ingredientes dañinos.
  • Los consumidores deben exigir innovación a los fabricantes con respecto a la formulación de sus productos. La industria puede demostrar liderazgo al desarrollar nuevos productos ambientalmente sostenibles que sean populares entre los consumidores. O si se niegan a adaptarse, sin duda sufrirán consecuencias económicas y de reputación.

El aumento de empresas conscientes con el medio ambiente demuestra la influencia de los consumidores que demandan productos más sostenibles.

 

Disfruta mucho de tus merecidas vacaciones, pero recuerda  apuntar el protector solar ecológico para tu siguiente compra: te protege a ti y respeta el mundo marino

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *