consumo sostenible y responsable

Consumo responsable y sostenible es cosa de todos

Tiempo de lectura: 5 minutos

Para aquellos que aún no entienden porqué es necesario dar un paso inmediato hacia el consumo responsable y sostenible os vamos a dar un alarmante dato:

Según las previsiones de crecimiento de la población a nivel mundial, en el año 2050 habrá 9.600 millones de personas. Y si se mantienen las condiciones actuales de consumo, con este aumento esperado se necesitarán 3 planetas para ofrecer los recursos necesarios que cubran nuestro actual estilo de vida. ¿Cómo lleváis la idea de ir a Marte o a Saturno?

Si tenemos en cuenta además, que los países emergentes están aumentando el consumo de recursos energéticos y, por tanto, acentuando el desequilibrio entre gasto y capacidad de los recursos naturales, la situación resultante es que el actual sistema de consumo es fallido y debe ser cambiado. ¿La solución? Cambiar el tipo de consumo.

¿Qué es el consumo responsable y sostenible?

El consumo responsable y sostenible son dos conceptos íntimamente relacionados y, por tanto, se podrían unificar como un mismo tipo de consumo. Pero vamos paso a paso. Analicemos las sutiles diferencias entre ambos:

Consumo responsable

Hay varias definiciones de lo que es consumo responsable muy completas. Una de ellas y bastante fácil de entender es la siguiente: se trata de una actitud por parte de los consumidores que implica hacer un consumo consciente y crítico con la situación medioambiental y de recursos. Esta visión más incisiva del consumo se lleva a cabo tanto en el caso de la compra de productos como en la contratación de servicios.

En Clickoala somos firmes defensores del consumo responsable. Es por ello que apoyamos y damos visibilidad a aquellos productos que fomentan esta forma de consumir por parte del consumidor desde una óptica consciente y crítica.

Se trata de ir más allá del precio como único valor a la hora de decidir la compra. En otras palabras, consiste en entender cómo nuestra acción de consumir puede ayudar tanto a cambiar la situación medioambiental como la calidad laboral de los trabajadores que han producido este producto o servicio. Como veremos más adelante, el consumo responsable está muy ligado al concepto de sostenibilidad.

Como no puede ser de otra forma, es un tipo de consumo íntimamente ligado a la producción sostenible. En este concepto se fomenta el uso de recursos y energía que no dañe al medio ambiente, mejore el acceso a los servicios básicos y la creación de empleos ecológicos y con buenas condiciones laborables.

Otro de los aspectos que siempre tiene puesto el foco de atención prioritaria por parte de los organismos internacionales es el aprovechamiento de los recursos. Los acuerdos entre naciones para lograr una transición hacía la economía sostenible y eficiente se están demostrando que son poco ambiciosos. Como ya os informamos en Clickoala la Unión Europea ya ha avisado a algunos países, incluida España, de que no se está llevando un ritmo adecuado para cumplir con los acuerdos.

Consumo sostenible  

Lo mismo ocurre respecto a una posible definición de lo que es el consumo sostenible. Entre las diferentes definiciones, nos quedamos con la siguiente: El consumo sostenible solo es posible con un cambio en los patrones que actualmente rigen nuestros sociedades consumistas. Reducir el consumo individual. Por supuesto, al tratarse de un cambio estructural y de comportamiento de la sociedad debe ser alentado por los gobiernos.

Otro concepto necesario para lograr un consumo sostenible está relacionado con la propia producción sostenible: eficiencia de recursos y de consumo. Estas recomendaciones que os compartimos desde Clickoala son de la ONU. Concretamente es uno de los 17 objetivos marcados por Naciones Unidas que la humanidad debe asumir si quiere conseguir un modelo de desarrollo sostenible tanto para el planeta como para los propios seres humanos.

El consumo sostenible también se realiza al no desechar alimentos o evitar el uso indiscriminado de plásticos, uno de los principales elementos contaminantes del océano. En gran parte, este deseable cambio de mentalidad del consumidor será gracias a una mejor información de los productos y bienes por parte de las empresas. Solo de esta manera nos permitirá abrazar, de forma consciente, un consumo sostenible.

Por supuesto, no solo se trata de comprar productos físicos. También se incluye el consumo de servicios del hogar. Precisamente en este último punto ha habido un interés creciente, sobre todo, tras el incomprensible impuesto al sol y el aumento sistemático de los precios de la energía doméstica.

¿Qué es lo que más consume energía en una casa?

Esta es una de las preguntas más frecuentes que tiene el consumidor. A veces por motivos exclusivamente económicos (recordemos el pasado inviernos los precios récords que se pagó por kw/hora) y otras veces por motivos más

Según un informe creado por la CECU (Confederación Española de Consumidores y Usuarios) el consumo en el hogar se reparte de la siguiente manera:

  • Iluminación 18%
  • Frigrorífico 18%
  • Calefacción 15%
  • Televisor 10%
  • Vitrocerámica 9%
  • Lavadora 8%
  • Pequeño electrodoméstico 7%
  • Horno eléctrico 4%
  • Agua caliente 3%
  • Microondas 2%
  • Secadora 2%
  • Lavavajillas 2%
  • Ordenador 1%
  • Aire Acondicionado 1%

Si observamos la tabla, no es complicado concluir que con algunos pequeños cambios en el consumo energético en el hogar todos podemos colaborar en un consumo responsable de energía del hogar. ¿Un ejemplo? Apagar completamente nuestros electrodomésticos cuando vayamos a dormir o salgamos de casa.

¿Sabías que dejar los aparatos en modo de espera o stand by puede representar hasta el 11% del consumo energético de nuestros hogares?

Clickoala facilita un nuevo tipo consumo 

Hubo un tiempo, quizás no hace demasiado, que la sociedad occidental tenía un único pensamiento: el consumo, sin matices. No había matices. Era el cuanto más, mejor. ¿Para qué tener un coche si podemos tener tres? ¿Para qué comprar solo la comida necesaria si podemos comprar más? Varias décadas después, la situación del planeta ha hecho replantear esta idea y han aumentado el conocimiento general de estos dos conceptos que tienen que influir en nuestra forma de comprar: el consumo sostenible y el consumo responsable.

En Clickoala queremos poner nuestro granito de arena en esta concienciación general sobre consumo responsable y sostenible. Sabemos que el consumidor responsable suele analizar la información de productos para favorecer el consumo crítico y consciente, aunque hemos podido comprobar que muchas veces existe información no fiable y es complicado estar seguro si no se trata de una acción más de greenwhasing, tan de moda últimamente.

En los resultados del buscador de Clickoala encontrarás destacados los productos con etiquetas confiables para que puedas estar seguro de lo que vas a comprar. La clave está en la selección de las etiquetas que hemos creado que son una fuente más fiable para favorecer el consumo responsable que no tener que analizar la información de cada uno de los productos.

 
¿Te gustaría conocer nuestras novedades y nuevos artículos? Solo tienes que registrarte en el botón de debajo para ser parte de nuestra familia Koala y estar al día de todo.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Colorado Mouse, S.L. (Clickoala) es la Responsable del Tratamiento de tus datos, con la finalidad de moderar y publicar tu comentario con tu Nombre. En ningún caso se publicará tu correo electrónico. Tienes derecho de acceso, rectificación, supresión, limitación, oposición al tratamiento, portabilidad y a no ser objeto de decisiones automatizadas con efectos jurídicos o que te afecten significativamente de modo similar. Puedes ejercitar tus derechos en hola@clickoala.com. Más información en nuestra Política de privacidad.