soberanía alimentaria

La soberanía alimentaria ante la globalización

Tiempo de lectura: 4 minutos

El derecho a la alimentación está reconocido en la Declaración Universal de Derechos Humanos de 1948 como parte del derecho a un nivel de vida adecuado. Sin embargo, este derecho fundamental no se cumple para, con datos del 2019, 821’6 millones de personas subalimentadas en el mundo. Es en este contexto que el concepto de soberanía alimentaria se podría entender como la máxima expresión de lo que debería ser el sentido común en cuanto a la producción de alimentos.

Sin embargo, si algo hemos aprendido a lo largo de los años, es que la economía neoliberal y capitalista no entiende de normalidad, sino únicamente del dinero y del negocio. Y en este caso, el actual modelo agroalimentario es un ejemplo más de ello.

El debate que propone la soberanía alimentaria no es algo baladí. Estamos hablando de un planeta cuyos recursos naturales son finitos y la población mundial no para de crecer año tras año. Para aumentar la dificultad de esta ecuación imposible, se le debe añadir los efectos del cambio climático tanto en la agricultura como en el resto de sistemas de producción de alimentos. Sin duda, estamos ante un tema que merece una reflexión pausada y en profundidad.

Pero vayamos por partes. Lo primero que tendríamos que hacer es saber qué es soberanía alimentaria y cuándo surgió este concepto.

Origen del concepto

El concepto de soberanía alimentaria es relativamente reciente. Concretamente fue en el año 1996 cuando el movimiento campesino internacional Vía Campesina lo llevó a debate público en la Cumbre Mundial de Alimentación de ese año.

Con el tiempo tanto el movimiento como el concepto han asumido una gran relevancia internacional y ha sido tema a discusión en las Naciones Unidas. Ya es hora de explicar la definición de soberanía alimentaria.

¿Qué es la soberanía alimentaria?

Una buena definición de la soberanía alimentaria nos la proporciona directamente el movimiento que dio visibilidad a este concepto en todo el mundo, la Vía Campesina. Según el movimiento campesino internacional la soberanía alimentaria es “el DERECHO (lo ponen así, en mayúsculas) de los pueblos, de sus Países o Uniones de Estados a definir su política agraria y alimentaria, sin dumping* frente a países terceros”.

[*Dumping: Práctica comercial que consiste en vender un producto por debajo de su precio normal, o incluso por debajo de su coste de producción, con el fin inmediato de ir eliminando las empresas competidoras y apoderarse finalmente del mercado]

Cada vez hay más gente que busca información sobre el significado del concepto soberanía alimentaria y eso es una gran señal. Una prueba de que hay interés real por saber qué es soberanía alimentaria y descubrir que otra forma de producir alimentos de forma sostenible y ética es posible. Para que se cumpla, y, según la propia Asociación Vía Campesina, se debería acatar con los siguientes requisitos:

  • Dar prioridad a la producción agrícola local para alimentar a la población; dar acceso a los campesinos y a los sin tierra a la tierra, el agua, las semillas y al crédito.
  • El derecho de los campesinos a producir alimentos y el derecho de los consumidores a decidir de qué, de cómo y de quién alimentarse.
  • El derecho de los países a protegerse de una producción agrícola demasiado barata respecto al coste de producción. Al igual que poder gravar con impuestos a los alimentos demasiado baratos para proteger a una producción campesina sostenible y que se controle el mercado interior para evitar excedentes estructurales.
  • La participación de los pueblos en la definición de la política agraria.

Con estas bases se quiere rescatar del anonimato y otorgar un papel protagonista a los campesinos en la producción alimentaria, sin relegarles únicamente a su función de mano de obra.

De esta forma, además, se facilitaría un paso más hacia un consumo local de la alimentación. Una forma también de proteger y cuidar el medioambiente al evitar el transporte entre países e incluso continentes. Cuando consumes productos locales, eliminas un eslabón muy importante de la producción de CO2.

Alimentos globalizados, soberanía alimentaria y comercio justo

Tres conceptos relacionados en un tablero de ajedrez en el que el movimiento de uno afecta al otro. Dos de ellos buscan sumarse para contrarrestar el peso y la fuerza, todavía demasiado poderosa, de la predominante.

Partiendo de la base que la globalización tiene aspectos positivos y otros negativos, la teoría de la implantación de unas normas que garantizasen a los países en desarrollo un mejor acceso a los mercados mundiales parecía una buena noticia.

Decimos parecía, porque la evolución del mercado global no ha tratado por igual a los diferentes países. En este sentido, los países en vías de desarrollo continúan encontrando dificultades para competir en un mundo global con su producción alimentaria. De esta forma, se ha comprobado que a pesar de las bondades que se esperaban, la globalización no ha hecho más que incidir en la desigualdad de oportunidades entre los diferentes países.
Y ante esta situación económica desigual, se plantea con más fuerza que nunca la soberanía alimentaria y el Comercio Justo.

El comercio Justo, como ya hemos explicado en este post, garantiza que los productores de los alimentos reciban un salario justo. Y en esto, cada uno de nosotros tiene mucho que decir. La decisión de cualquiera de comprar un producto que cuente con alguno de los sellos de comercio justo, como el de Fairtrade, apoya a que miles de pequeños productores puedan vivir dignamente. En el buscador de Clickoala encontrarás productos con sellos de Comercio Justo.

buscador productos sostenibles

 

La realidad de la producción de la alimentación en la actualidad dista mucho de los principios de la soberanía alimentaria. Sin embargo, el acercamiento de la sostenibilidad de la sociedad es un atisbo de esperanza. Concretamente, los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) pueden ser sus grandes aliados, ya que entre los 17 ODS hay varios que encajan perfectamente con el espíritu de la soberanía alimentaria:

  • Objetivo 1: Fin de la pobreza
  • Objetivo 2: Hambre cero
  • Objetivo 8: Trabajo decente y crecimiento económico
  • Objetivo 10: Reducción de las desigualdades
  • Objetivo 12: Producción y consumo responsable

El tiempo y un mayor seguimiento por parte de la población de una forma de consumo responsable y sostenible, facilitaría que la soberanía alimentaria tenga más recorrido. Como en tantas cosas, todo dependerá de cómo los ciudadanos opten en su forma de consumir.

¿Te gustaría conocer nuestras novedades y nuevos artículos? Sólo tienes que registrarte en el botón de debajo para ser parte de nuestra familia Koala y estar al día de todo.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La siguiente información sobre Protección de Datos debe leerse y aceptarse
Colorado Mouse, S.L. (Clickoala) es la Responsable del Tratamiento de tus datos, con la finalidad de moderar y publicar tu comentario con tu Nombre. En el siguiente enlace encontrarás información sobre nuestros Términos y Condiciones para Usuarios Koala. En ningún caso se publicará tu correo electrónico. Tienes derecho de acceso, rectificación, supresión, limitación, oposición al tratamiento, portabilidad y a no ser objeto de decisiones automatizadas con efectos jurídicos o que te afecten significativamente de modo similar. Puedes ejercitar tus derechos en hola@clickoala.com. Más información en nuestra Política de privacidad.