ropa comercio justo

La Ropa de Comercio Justo abriga mucho más

Tiempo de lectura: 3 minutos

Existe otra cara del mundo de la moda muy diferente de la que se ve en los desfiles de lujo de las grandes pasarelas. La cara oculta está protagonizada por trabajadores mal pagados, en pésimas condiciones laborales e incluso en edad infantil. Son los talleres textiles de algunas grandes marcas de ropa situados en países en vía de desarrollo. En contraposición a esta triste realidad, nos encontramos la Ropa de Comercio Justo.

La Ropa de Comercio justo es una alternativa ética que dignifica a los productores, ya que se compra prendas producidas por trabajadores que reciben un salario digno y con condiciones laborales seguras.

En este sentido, el Comercio Justo es una de las Etiquetas Clickoala y la definimos así: Apoyo a los pequeños productores de países en vías de desarrollo para asegurar que sus productos sean comprados a un precio justo que permita pagar una producción sostenible.

¿Qué es la ropa de comercio Justo?

La ropa de comercio justo es aquella que tiene como fundamento el sistema solidario que lleva su nombre. Como ya explicamos en el post explicativo sobre el Comercio Justo, su objetivo es apoyar a pequeños productores y trabajadores en países en vías de desarrollo, con el fin de reducir la pobreza en esos países a través de un trato más justo y beneficioso para todas las partes.

El mejor ejemplo para valorar la incidencia que tiene el Sello de Comercio justo en la ropa, lo expresó perfectamente Intermon OXFAM tomando de ejemplo una simple camiseta. Mientras que para un trabajador del comercio convencional la venta de esa camiseta le aporta un 0’6% del precio final, en el caso de un trabajador del Comercio Justo, éste recibiría más de 7 veces ese importe, recibiendo el 4’5% del valor de venta de la camiseta.

Esto es posible gracias a que el objetivo del comercio justo no es el del enriquecimiento y buscar el beneficio máximo en la venta de ropa, sino la de poner en valor el trabajo de los pequeños productores de ropa. Aquellas personas que con su esfuerzo tejen y cosen las prendas que luego nos ponemos.

Si bien es cierto que el sello del Comercio Justo es cada vez más conocido, no se suele relacionar con la ropa, sino con los alimentos. Concretamente, el 95% de las ventas son de alimentación, por lo que el potencial de crecimiento que tiene la ropa de Comercio Justo es exponencial, una vez sea cada vez más conocido.

Buenas Razones para vestir justamente

En el momento en el que nos planteamos comprar una prenda de ropa, se da inicio a una cadena de decisiones que pueden crear un cambio definitivo para miles de pequeños trabajadores en el mundo. Lo primero que deberíamos preguntarnos es si realmente necesitamos esa prenda de ropa o nos sentimos arrastrado por la poderosa marea del consumismo. Si lo necesitamos, deberíamos decidir dónde compramos esta prenda. Si en ese momento, te estás planteando elegir ropa de Comercio Justo, te queremos exponer algunas razones por las cuales sería una gran opción:

Mejor reparto de beneficios. Y esto se consigue gracias a que la pequeña industria local que fabrica la ropa de Comercio justo paga un salario digno a sus trabajadores y, además, respetando los valores tradicionales de la zona. Pero no solo eso, el trabajo se realiza bajo unas buenas y seguras condiciones laborales y, por supuesto, tiene prohibido el trabajo infantil. Esto tiene otra consecuencia fundamental: el aumento de la escolarización en la zona.

Mejor calidad de vida. Un mayor salario de los trabajadores tiene consecuencias positivas para toda la zona. Un crecimiento económico en la población, ya que si los trabajadores tienen una mayor capacidad económica, esto repercutirá en los comercios locales y se logrará una mejora en la calidad de vida de los habitantes.

Cuida el planeta. Es uno de los 10 puntos de la Carta Internacional de Principios del Comercio Justo y se garantiza los siguientes aspectos:

-Se debe priorizar las materias primas que se han producido de forma sostenible.
-Se debe utilizar técnicas de producción que usen poca energía. Y siempre que sea posible se optará por energías renovables.
-Reducción de los residuos.

Una realidad incómoda: talleres inseguros

Cada cierto tiempo aparecen noticias que deberían hacernos reflexionar de una forma profunda sobre el tipo de ropa que queremos comprar. Talleres téxtiles en países en vías de desarrollo que sufren graves accidentes con muchas víctimas provocadas por las nulas condiciones de seguridad que hay en esos centros de trabajo. En este aspecto, es digno de aplaudir la ONG Ropa Limpia que trabaja para mejorar las condiciones laborales en la industria textil y de calzado.

Ante esta situación, es muy importante y destacable el paraguas de seguridad y dignidad que ofrece la Ropa de comercio justo a los trabajadores. Ahora que ya has conocido las dos realidades, quizás cuando te plantees comprar algo de ropa, puedas darle una oportunidad a esas prendas que cuentan con el sello de Comercio Justo.

¿Te gustaría conocer nuestras novedades y nuevos artículos? Sólo tienes que registrarte en el botón de debajo para ser parte de nuestra familia Koala y estar al día de todo.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La siguiente información sobre Protección de Datos debe leerse y aceptarse
Colorado Mouse, S.L. (Clickoala) es la Responsable del Tratamiento de tus datos, con la finalidad de moderar y publicar tu comentario con tu Nombre. En el siguiente enlace encontrarás información sobre nuestros Términos y Condiciones para Usuarios Koala. En ningún caso se publicará tu correo electrónico. Tienes derecho de acceso, rectificación, supresión, limitación, oposición al tratamiento, portabilidad y a no ser objeto de decisiones automatizadas con efectos jurídicos o que te afecten significativamente de modo similar. Puedes ejercitar tus derechos en hola@clickoala.com. Más información en nuestra Política de privacidad.