alternativas a las bolsas de plástico

Día Internacional Libre de Bolsas de Plástico

Tiempo de lectura: 3 minutos

Como sabéis, hace poco más de un año, el 1 de julio de 2018, en España se deben cobrar las bolsas por ley, por ese motivo cuando vamos al supermercado nos preguntan en la caja si queremos pagar por una bolsa para llevar nuestra compra. Esta medida tiene como objetivo reducir el impacto negativo que tienen los plásticos y residuos en el medio ambiente.

Un año después de la aprobación de esta norma, podemos sacar algunas conclusiones:

  • En 2018 se redujo el consumo de bolsas de plástico ligeras y muy ligeras un 23%, ¿y eso es mucho?, teniendo en cuenta que pasamos de consumir 73.605 toneladas a 56.179, seguimos consumiendo muchísimas bolsas.
  • La norma no la respetan todos los establecimientos, y lo podemos comprobar en mercadillos, pescaderías, carnicerías, restaurantes de comida para llevar y otras muchas tiendas que siguen utilizando bolsas. En estos casos, debes ser tú el que les proponga utilizar tus propias bolsas reutilizables.
  • Como denuncia Greenpeace, esta ley es muy moderada y no soluciona el problema con las bolsas, ya que permite que se sigan utilizando algunos tipos de bolsas (las de mayor gramaje), en establecimientos como son las tiendas de ropa. También anima a que se utilicen otro tipo de materiales como es el caso del papel, incrementando el impacto negativo de la industria del papel sobre el medio ambiente, y también pasa con las bolsas compostables y biodegradables que pueden ser de plástico y solo una pequeña cantidad de material vegetal.

En Clickoala hemos repasado además del abuso de las bolsas de plástico, otros temas relacionados con el reciclaje. Si te interesa saber más, te recomendamos estos artículos:

El problema de las bolsas de plástico

Según la ONU, cada año se usan en el mundo 500.000 millones de bolsas y buena parte de ellas acaba en los océanos. Si las sumamos a otros plásticos, cada año acaban en el mar 8 millones de toneladas de plástico que generan un problema importante de contaminación y provocan grandes daños a los animales, hasta el punto de matarlos.

Este problema medioambiental se trató en la 4ª Asamblea de Medioambiente de la ONU, que se celebró en marzo de este año y en el que los ministros de 170 estados miembros de Naciones Unidas se comprometieron a reducir significativamente el uso de plásticos de un solo uso de aquí a 2030. Una solución poco ambiciosa que no llega a ser global, ni legalmente vinculante, ni se compromete a retirar los plásticos del mar, como sabemos, es muy difícil poner de acuerdo a tantos gobiernos, aunque sea para salvar el mundo.

¿Qué podemos hacer como consumidores?

No es una novedad que los gobiernos mundiales no hagan los suficiente para para proteger el futuro del planeta, pero nosotros, las personas de a pie, si que podemos dar ese paso, y la mejor noticia es que cualquiera de nosotros puede reducir el uso de bolsas de plástico (y de plástico en general).

Es muy fácil dejar de utilizar esas típicas bolsas de la compra con asas que nos dan en el supermercado o en las tiendas cuando vamos a pagar, solo tienes que utilizar un carro de la compra, de esos que utilizaban nuestros abuelos y que perfectamente te puede durar toda la vida, también puedes usar un capazo, una mochila o una bolsa reutilizable que este pensada para durar varios años. La clave es reutilizar todo lo posible.

¿Te gustaría reducir aun más el uso de plástico?

Si estas preparado para pasar a la siguiente fase para reducir aun más el uso de plástico y minimizar tu impacto sobre el medio ambiente, hay un montón de opciones:

  • Podemos utilizar envases tipo “tupper” de cristal, de acero inoxidable, de bambú o incluso de plástico que tengamos en casa, para pedirle al carnicero, charcutero, pescadero… que los use, en lugar de utilizar capas y capas de plástico para separar lonchas, bolsas o papel.
  • También podemos utilizar bolsas de malla para las frutas y verduras.
  • Para los cereales, legumbres o frutos secos que compremos a granel podemos utilizar bolsitas reutilizables de tela, pero también otros envases.
  • Cuando vayamos a comprar el pan, también podemos llevar una bolsa de tela, de las de toda la vida.

Aunque parece un gran esfuerzo, además de cuidar al medio ambiente, el uso de nuestros propios envases también puede resultar cómodo, ya que los sacamos del carro y directamente los guardamos en la nevera, el armario, el frutero… sin tener que estar rompiendo y tirando capas y capas de plástico.

¿Te gustaría conocer nuestras novedades y nuevos artículos? Solo tienes que registrarte en el botón de debajo para ser parte de nuestra familia Koala y estar al día de todo.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La siguiente información sobre Protección de Datos debe leerse y aceptarse
Colorado Mouse, S.L. (Clickoala) es la Responsable del Tratamiento de tus datos, con la finalidad de moderar y publicar tu comentario con tu Nombre. En el siguiente enlace encontrarás información sobre nuestros Términos y Condiciones para Usuarios Koala. En ningún caso se publicará tu correo electrónico. Tienes derecho de acceso, rectificación, supresión, limitación, oposición al tratamiento, portabilidad y a no ser objeto de decisiones automatizadas con efectos jurídicos o que te afecten significativamente de modo similar. Puedes ejercitar tus derechos en hola@clickoala.com. Más información en nuestra Política de privacidad.