dia de la madre tierra

El Día de la Madre Tierra 2020: la crisis ambiental

Tiempo de lectura: 5 minutos

Tenemos el privilegio de vivir en un planeta con unas condiciones únicas que permite la vida a millones de seres vivos y que tiene recursos suficientes para su supervivencia y crecimiento. Esto ha sido así durante miles de años hasta que esa ambición sin límites del ser humano ha roto el equilibrio perfecto del planeta para poner en peligro la vida de todos. En estos momentos tan críticos es cuando más sentido tiene celebrar el Día de la Madre tierra. Una fecha para reflexionar y tomar medidas para cuidar aquello que nos ha dado la vida a todos.

Efectivamente el 22 de abril se celebra el Día de la Tierra. En el de este año, además, está centrado en un tema que repercute muy profundamente a todos: la crisis ambiental

¿Desde Cuándo y Porqué se celebra el día de la Tierra el 22 de abril?

Las primeras celebraciones del día de la Madre tierra fueron sobre la década de los años 70. En esa época fue cuando los movimientos ecologistas empezaron a tener más poder mediático. Concretamente, fue en 1970 cuando en Estados Unidos se produjeron las primeras manifestaciones contra la contaminación del aire provocado por el transporte y la industria. 

Fue una primera muestra de concienciación que fue seguida dos años más tarde por la Conferencia de las Naciones Unidas en Estocolmo (1972) donde se tomó conciencia de forma global la directa relación del ser humano y sus acciones con los otros seres vivos y el planeta. Fue entonces, cuando se fijó el 5 de junio como el Día Mundial del Medio Ambiente. 

Sin embargo no fue hasta el año 2009 cuando las Naciones Unidas fijaron el 22 de abril como la fecha escogida para celebrar el Día Internacional de la Madre Tierra. Una fecha en la que se busca lograr la armonía del ser humano con la naturaleza y lograr un desarrollo sostenible. 

El Día de la Madre Tierra 2020: la crisis ambiental

Si echamos la vista atrás a los últimos 365 días no podemos hacer otra cosa que lamentarnos de unos meses en los que el planeta ha sufrido mucho. A los estragos cada vez más evidentes del cambio climático que está provocando entre otros problemas, sequías, aumento de temperatura, deshielos, fenómenos metereológicos más extremos; se ha sumado dos incendios mayúsculos como el de la Amazonía y el de Australia

Para algunos cortos de miras, permitidme decirlo claramente, puede que lo que estamos padeciendo con el coronavirus diluya la importancia que tiene la crisis climática en la que estamos inmersos. Sin embargo, con esfuerzo debemos mirar más allá del ahora. Fijarnos en cómo el planeta nos está gritando: ¡Estáis haciéndome daño!

En este sentido el Secretario General de la ONU, António Guterres, confirma la gravedad del diagnóstico sobre el problema climático al indicar que se “están acercando a un punto de no retorno”. Para intentar paliarlo, la ONU propone 6 medidas para intentar recuperar esta crítica situación del clima:

  1. La inversión para lograr la recuperación económica tras la pandemia debe ir acompañada de creación de empleos y empresas verdes
  2. Si se utiliza parte de ese dinero público a rescatar empresas, debe vincularse con la creación de empleos verdes y bajo criterios de sostenibilidad
  3. A nivel fiscal se debe facilitar la transición de la economía gris a la verde, además de conseguir una mayor resiliencia de sociedades y personas
  4. Los fondos públicos deben invertir en futuro, no en perpetuar un modelo económico pasado. Se debe apostar por sectores y proyectos sostenibles que ayuden al cuidado del medio ambiente y a la mejora del clima
  5. Los riesgos y oportunidades climáticos deberían formar parte del sistema financiero y las políticas públicas e infraestructuras 
  6. La necesidad de un trabajo colaborativo global

Esta carta de deseos del Secretario General de la ONU, nos refuerza el proyecto que llevamos tiempo trabajando en Clickoala. En nuestra plataforma podrás encontrar productos con certificados socioecológicos confiables que son valorados por expertos de 25 universidades españolas. ¿Aún no lo has probado? Haz click y mira los productos que garantizan que tu compra será sostenible.

 

venecia limpia

El confinamiento prueba lo dañino de nuestra forma de vida

Era evidente que en la edición de este año del Día Internacional de la Madre Tierra, el covid-19 estaría presente en la celebración de un día tan señalado por todos los que estamos preocupados por el planeta. Hay datos que reflejan que hay una serie de efectos positivos en el medioambiente en algunos aspectos, pero estos son solo temporales. Son producto del confinamiento y una parada de las industrias. Estamos hablando de:

  1. La reducción de las emisiones de gases invernadero: según un informe de Carbon Brief, el planeta registrará este año la mayor caída anual de emisiones de CO2 de la historia
  2. La mejora de la calidad del aire: según diferentes fuentes, el descenso del dióxido de nitrógeno (NO₂) en Madrid se estima entre un 68-73% y en Barcelona entre un 65-70%. Para el conjunto de España ha sido de entre un 55-60%
  3. El descenso de la contaminación del mar: hay centenares de imágenes impactantes del mar cristalino, limpio. Icónica es la imagen de las aguas transparentes y con peces de Venecia, tras más de un mes de confinamiento

Estas muestras son unas pruebas irrefutables que el principal problema del planeta es la actividad del ser humano, tal y como la entendemos hoy día. Estas buenas noticias, son temporales, ya que una vez se acabe el confinamiento se volverá a los mismos problemas ya descritos.

Un ecosistema sano protege al ser humano

El ecosistema es una válvula natural de equilibrio y no debe ser afectado por la actividad humana. En este sentido, el covid-19 es una enfermedad contagiosa muy peligrosa, pero no es la única: cada 4 meses hay una nueva enfermedad contagiosa y 3 de cada 4 de estas enfermedades provienen de los animales.

La naturaleza tiene en los ecosistemas un escudo protector, ya que la diversidad de un ecosistema sano dificulta la propagación de los patógenos. Sin embargo, cuando se daña el ecosistema, ya sea por acción directa del hombre o por efectos del cambio climático, se altera las relaciones y facilita el contacto de los asentamientos humanos con especies alejadas del ser humano.

Y no solo esto. Dejando el antropocentrismo, la biodiversidad del planeta está ante el mayor peligro de su historia por las consecuencia del cambio climático y la acción del hombre: más de un millon de especies animales y de plantas están en peligro de extinción.

Es por todo ello, que una efeméride como el Día de la Madre Tierra debería ser de obligatoria reflexión sobre nuestra forma de vivir y de compartir este planeta con otros seres vivos. No todo es comprar ni consumir, la vida consiste en ser felices de una forma plena. El planeta en el que vivimos nos permite poder hacerlo. No destruyamos esta suerte.

¿Te gustaría conocer nuestras novedades y nuevos artículos? Sólo tienes que registrarte en el botón de debajo para ser parte de nuestra familia Koala y estar al día de todo.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Colorado Mouse, S.L. (Clickoala) es la Responsable del Tratamiento de tus datos, con la finalidad de moderar y publicar tu comentario con tu Nombre. En ningún caso se publicará tu correo electrónico. Tienes derecho de acceso, rectificación, supresión, limitación, oposición al tratamiento, portabilidad y a no ser objeto de decisiones automatizadas con efectos jurídicos o que te afecten significativamente de modo similar. Puedes ejercitar tus derechos en hola@clickoala.com. Más información en nuestra Política de privacidad.