contaminación electromagnética

La contaminación electromagnética, el enemigo silencioso

Tiempo de lectura: 3 minutos

Hoy es el Día Internacional contra la Contaminación Electromagnética y a pesar de que  en los últimos tiempos puede que no tenga la misma visibilidad mediática que otros problemas que padece nuestra sociedad, como la contaminación del aire o el exceso de plásticos de un solo uso, es uno de los que más debería preocuparnos. 

Esta cuestión no ha hecho más que aumentar en la medida en la que los ciudadanos nos hemos hecho “esclavos” de los modernos e inteligentes teléfonos móviles. Y la situación futura no es para nada halagüeña, ya que en los próximos años la incidencia del internet de las cosas en nuestros hogares no hará más que aumentar sus consecuencias en la salud de las personas.

Se trata de otro de los nuevos males creados en esta etapa de la modernidad del ser humano. Sabemos que es dañino, pero no solo no evitamos este mal, sino que investigamos para potenciarlo, hacerlo más imprescindible para nuestro tipo de consumo. Desde Clickoala no nos cansaremos de decir que otro tipo de sociedad y consumo es posible. Por eso os volvemos a invitar a que forméis parte de nuestra familia. 

¿Qué es la Contaminación Electromagnética?

Este tipo de contaminación también se le conoce como electropolución o electrosmog. A modo resumido y para que sea fácil de comprender el impacto que tiene en nuestras vidas, la contaminación electromagnética se puede definir como la exposición excesiva a los campos electromagnéticos producidos por los equipos electrónicos.

Los campos electromagnéticos (CEM) pueden ser generados por uno o varios focos, pueden tener una o varias frecuencias, etc… Es, sin duda, una nomenclatura que abarca una gran variedad de elementos como las ondas de televisión, de wifi, de radio, de telefonía o las líneas eléctricas. Como se puede comprobar se trata de generadores cotidianos, que están en nuestro día a día en la sociedad actual.

Por ejemplo, en el caso de la telefonía móvil es un punto que solo hará que crecer. Según informaba la OMS ya había más de 1,4 millones de estaciones de base de telefonía móvil  en todo el mundo ¡en el año 2006!

La Electrohipersensibilidad

Es una nueva patología detectada con el aumento de la contaminación electromagnética y que consiste en sufrir uno o varios de los siguiente síntomas:

  • Mareos
  • Confusión mental
  • Palpitaciones
  • Dolor corporal
  • Nauseas
  • Cansancio crónico
  • Dolores de cabeza
  • Tics
  • Calambres

Es destacable que el número de personas que padecen electrohipersensibilidad no ha hecho más que aumentar con los años, en la medida que la propia contaminación electromagnética se ha incrementado. Como podéis ver en la imagen, da cierto pánico pensar a qué nivel de CEM vamos a estar expuestos en 15 años con la red 5G, con electrodomésticos de nuestros hogares conectados y la próxima tecnología que está por inventar…

 

Aumento exposicion a campos magnéticos

 

En Estados Unidos hay un 10% de su población que lo padece, según el Observatorio Estadounidense de Contaminación Electromagnética. En España no hay datos publicados, aunque según la PECCEM hay un gran número de personas que son tratadas de forma errónea al diagnosticarles fibromialgias, fatiga crónica e incluso problemas psiquiátricos, cuando en realidad se trata de casos de electrohipersensibilidad.

La OMS clasifica como “potencialmente cancerígeno” la radiación de los teléfonos móviles

Por otra parte, son cada vez más los estudios que indican que los CEM y la contaminación electromagnética. Por ejemplo, la OMS y la Agencia Internacional de Investigación del Cáncer han clasificado los campos electromagnéticos de radiofrecuencia como posibles carcinógenos para los seres humanos (Grupo 2B), basado en un mayor riesgo de glioma, un tipo de cáncer cerebral maligno, asociado con el uso de teléfonos móviles. ¿Lo sabías? ¿Lo habías leído o escuchado?

PECCEM: la voz española contra la Contaminación Electromagnética

Bajo las siglas PECCEM está la Plataforma Estatal Contra la Contaminación ElectroMagnética. Se han convertido en la voz incómoda para aquellos (gobiernos, empresas y compañías telefónica y eléctricas) empeñados en no dar validez a los numerosos estudios que alertan sobre las nocivas consecuencias para la salud del impacto de los campos electromagnéticos.

En el manifiesto de esta plataforma explican muy bien los diferentes elementos que producen la contaminación Electromagnética:

  • Antenas de Telefonía Móvil
  • Líneas de Alta Tensión
  • Transformadores de alta tensión
  • Wifi
  • Teléfonos Móviles
  • Teléfonos inalámbricos caseros

En definitiva, se trata de uno de los grandes retos que tiene la sociedad actual: ¿Será capaz de romper con este tipo contaminación dañina para la salud de las personas a costa de hacer un cambio tan profundo? ¿Qué pasará con la red 5G que según varios indicios puede ser aún más dañina? Nosotros no tenemos las respuestas, pero sí sabemos que la información sobre los efectos negativos que tienen estos elementos deberían ser conocidos por todos los ciudadanos. La información es el primer paso hacia la madurez en la toma de decisiones de una sociedad plena.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La siguiente información sobre Protección de Datos debe leerse y aceptarse
Colorado Mouse, S.L. (Clickoala) es la Responsable del Tratamiento de tus datos, con la finalidad de moderar y publicar tu comentario con tu Nombre. En el siguiente enlace encontrarás información sobre nuestros Términos y Condiciones para Usuarios Koala. En ningún caso se publicará tu correo electrónico. Tienes derecho de acceso, rectificación, supresión, limitación, oposición al tratamiento, portabilidad y a no ser objeto de decisiones automatizadas con efectos jurídicos o que te afecten significativamente de modo similar. Puedes ejercitar tus derechos en hola@clickoala.com. Más información en nuestra Política de privacidad.