ciego manco arboles

Yo soy sus manos. Él, mis ojos

Tiempo de lectura: 4 minutos

Hace unos días me llegó una noticia a través de redes sociales. En un primer momento pensé que no podía ser real. Sin embargo, de nuevo la humanidad me dio una lección impagable. Era real y no era una gesta reciente, sino de hace varios años. Para aquellos que no la conozcan os daré el titular: dos hombres, uno manco y otro ciego, plantaron más de 10.000 árboles en China.

Para aquellos que ya conozcan Clickoala, hace unos meses ya hablamos de Sadiman, un indonesio que durante 25 años plantó 10.000 árboles. En el caso  que nos ocupa, podríamos decir que es la unión perfecta entre la amistad y una voluntad inquebrantable para recuperar un espacio natural para las futuras generaciones.

Antes de explicar con más detalle a los protagonistas, es interesante fijarse en una cuestión común entre ambas gestas: en los dos casos plantaron árboles. El conocimiento casi instintivo que tienen las personas que viven en ambientes rurales les permitió saber que plantando árboles iban a recuperar zonas que se habían convertido en áridas. Y es que los árboles ofrecen beneficios clave para el medioambiente. Entre ellos destacamos estos 5 beneficios:

  1. Los árboles limpian el aire: absorben gases contaminantes y hacen de filtros naturales de estas particulas del aire contaminado que tanto daño hace a nuestra salud.
  2. Los árboles nos regala oxígeno. Un ejemplo: media hectárea de árboles adultos proporcionan el oxígene que necesita 18 personas.
  3. Refrescan el ambiente: por eso hay cada vez más ciudades que están recuperando los árboles como una medida natural para luchar contra el cambio climático.
  4. Ahorran agua: la sombra de sus copas logra disminuir la evaporación del agua y aumentan la humedad atmosférica.
  5. Ofrecen alimentos: los árboles frutales son una maravillosa forma de lograr alimentos de una forma natural.

El caso real de un manco y un ciego que plantaron más de 10.000 árboles

Lo primero que debemos hacer es situar la ubicación concreta de esta hazaña: Yeli. Se trata de un pequeño pueblo del municipio de Sunzhuang, en el noreste de China. Esta población tiene el privilegio de tener un espacio lleno de naturaleza, un bosque de árboles y plantas que forman un ecosistema natural que hace las delicias de sus habitantes. Pero si retrocedemos en el tiempo, un par de décadas, ese tramo estaba árido y lleno de rocas.

Este es el escenario dónde viven los dos protagonistas de esta increíble historia real: Jia Haixia, que es ciego, y Jia Wenqi, que tiene los dos brazos amputados. Lo que para muchos es un impedimento para hacer un trabajo físico como es plantar árboles, para ellos fue únicamente una dificultad a superar. Y todo ello, gracias al trabajo en equipo y a una motivación irrompible.

Aprendamos un poco más de nuestros héroes. Jia Haixia tiene 53 años y nació con cataratas congénitas que le dejaron sin visión el ojo izquierdo. Para su desgracia, un accidente laboral le dejó ciego completamente en el año 2000. Por su parte, Jia Wenqi fue a los 3 años de edad cuando perdió los dos brazos en un desgraciado accidente.

Estos dos amigos fueron conscientes que el mercado laboral no les estaba ofreciendo oportunidades. A esa sensación de impotencia y frustración se le sumó un comentario que realizó el hijo de Haixia, le contó una anécdota sin importancia pero para su padre fue un punto de inflexión: “Papá, olí una naranja cuando otro niño la estaba pelando y casi pude saborearla”.

Su hijo no sabía lo que era comerse una naranja. Al día siguiente, junto a su amigo Wenqi decidieron que esta situación debía cambiar y darle a las generaciones siguientes un lugar dónde se estuviera en contacto con la naturaleza. Dicho y hecho: con sus pocos ahorros alquilaron al Estado una porción de tierra de tres hectáreas que estaba llena de tierra y arena.

A base de esfuerzo y dedicación lograron reparar el ecosistema de ese área durante 13 años. Repetimos lo que significa esta historia: un ciego y un manco plantando más de 10.000 árboles y sin recursos. Ni públicos ni particulares. Tan solo con una pala, una barra y un martillo. Como no tenían dinero para comprar árboles jóvenes o semillas, se dedicaron a recolectar esquejes, que son un tipo de propagación consistente en separar de la planta madre una porción de tallo, raíz u hoja que permite obtener un nueva planta o árbol independiente que en la mayoría de los casos es idéntica a la planta madre.

gesta ecologica

Y así, como vemos en la fotografía Haixia se subía a los árboles con ayuda de su gran amigo Wenqi para lograr esquejes, que luego plantarían en el suelo. Y con el balde lleno de agua que recogían del río, los iban mimando. De esta manera, durante más de 10 años empezaron a plantar árboles en un paraje que había perdido la vida natural.

Antes de acabar esta historia, ¿os apetece un final feliz? Según la agencia de noticias china Xinhua, a nuestro héroe ciego Haixia recibió de manera gratuita la cirugía de cataratas para su ceguera congénita gracias a la admiración que despertó su gesta en su país. 

Más acciones y menos intenciones: el Planeta no espera

Somos conscientes que si bien no todos podemos ser como ellos, sí que tenemos la posibilidad de hacer cosas que marquen la diferencia. Son pequeños gestos que ayudan en la lucha por el cambio climático. Si ese pequeño gesto se multiplica por cien, por mil, por millones… ese pequeño acto se convierte en una acción global con resultados medibles y trascendentales en la lucha contra el cambio climático.

Este concepto fue una de las ideas creadoras de la comunidad de Clickoala. Un proyecto que ha ido creciendo y asumiendo las recomendaciones de muchos expertos y personas interesadas en el mismo fin: lograr un mundo sostenible. El consumo responsable es un arma muy poderosa contra el desperdicio de material y energía. En nuestro buscador Clickoala vas a encontrar productos y servicios abalados por certificados ecosociales reales y recomendamos por expertos de 25 universidades. Queremos invitarte a que lo pruebes, es totalmente gratis. 

 

¿Te gustaría conocer nuestras novedades y nuevos artículos? Solo tienes que registrarte en el botón de debajo para ser parte de nuestra familia Koala y estar al día de todo.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La siguiente información sobre Protección de Datos debe leerse y aceptarse
Colorado Mouse, S.L. (Clickoala) es la Responsable del Tratamiento de tus datos, con la finalidad de moderar y publicar tu comentario con tu Nombre. En el siguiente enlace encontrarás información sobre nuestros Términos y Condiciones para Usuarios Koala. En ningún caso se publicará tu correo electrónico. Tienes derecho de acceso, rectificación, supresión, limitación, oposición al tratamiento, portabilidad y a no ser objeto de decisiones automatizadas con efectos jurídicos o que te afecten significativamente de modo similar. Puedes ejercitar tus derechos en hola@clickoala.com. Más información en nuestra Política de privacidad.