huella ecológica

La huella ecológica: qué es y como calcularla

Tiempo de lectura: 4 minutos

Hoy vamos a tratar uno de los conceptos que más importancia ha adquirido en los últimos años en lo relativo a la incidencia que tiene la humanidad en el medio ambiente. Vamos a explicar que es la huella ecológica y vamos a aprender cómo se puede calcular la huella ecológica.

Huella ecológica definición

La huella ecológica es un indicador biofísico de sostenibilidad que engloba todos los impactos que hace una comunidad humana en el medio ambiente. El concepto de comunidad es acertado, ya que se puede calcular la huella ecológica por ciudad, región, país, continente e incluso a nivel global.

Otro concepto que está muy relacionado con la definición de huella ecológica es la biocapacidad de un territorio. Se podría definir como el área productiva de forma biológica que está disponible.

Ambos conceptos son complementarios. Cuanto mayor sea la biocapacidad de un territorio, mayor será la huella ecológica que pueda asumir este territorio. En la conexión entre ambos conceptos dará como resultado un nuevo concepto que, para nuestra desgracia, está siendo más conocido por todos: el déficit ecológico.

El déficit ecológico es la diferencia entre la huella ecológica y la biocapacidad. En otras palabras, entre la demanda de recursos y los recursos disponibles. Como ya explicamos hace unas semanas, ¡el déficit ecológico de Europa llegó en mayo!

Cómo calcular la huella ecológica

Para calcular la huella ecológica hay que relacionar a varios elementos:

  • La cantidad de terreno que se necesitaría para lograr absorber todas las emisiones de CO2. Ya sabemos que las emisiones de CO2 provienen principalmente de la energía no renovable.
  • La cantidad de terreno que se necesita para poder cubrir las necesidades alimenticias: hablamos no sólo de agricultura, sino también del terreno de mar (pesca) y pasto (ganadería).
  • El terreno de bosque que se necesita para cubrir los requisitos de productos forestales como el consumo de madera.
  • El terreno que se necesita para vivir, para urbanizarlo.

En resumen, se trata del total de superficie productiva de forma ecológica y natural que se necesita para producir los recursos consumidos por un habitante de esta comunidad analizada y, por otra parte, la superficie necesaria para absorber todos los residuos generados por este individuo. Se mide por hectáreas de terreno para cubrir estas necesidades.

Tu huella ecológica

Incluso se puede calcular la huella ecológica personal. En esta web te permiten saber si tu estilo de vida es sostenible. Cumplimentando una serie de preguntas y dando valores a tu consumo de recursos, te dará un resultado personalizado de tu cálculo de huella ecológica y una serie de recomendaciones con las que podrás mejorar tu relación con el medioambiente.

Hay 4 apartados específicos:

  • Uso de la Energía en tu hogar
  • Consumo de agua
  • Estimación de kilómetros recorridos al año
  • La cantidad de basura generado en tu casa

Viviendo por encima de nuestras posibilidades

Es la mejor forma de resumirlo. El planeta tierra tiene unos recursos FINITOS. Permitid que lo ponga en mayúsculas y negrita, ya que parece que a muchos les cuesta asumirlo. Nuestro sistema económico ha llevado a la sociedad a vivir con un ritmo usando un número de recursos muy superior a lo que el planeta tiene capacidad de producir.

A nivel mundial, la población global está viviendo con los recursos que produciría 1’75 planetas Tierra. Y lo peor es que la dinámica es desalentadora y puede aumentar año tras año.

Si bien es cierto que este es el dato general, si miramos los datos por países, tal y como nos muestra el gráfico de WWF, el exceso de uso de recursos por parte los países más ricos son directamente avergonzantes.

wwf planetas necesarios por pais

En la imagen se explica la cantidad de planetas que se necesitarían si todos los seres humanos vivieran con el modo de vida de los ciudadanos de estos países. España, sin estar en el TOP 10, tiene números críticos que no se pueden ni se deben aceptar.

Seguro que llegado a este punto te planteas que el panorama actual es del todo inaceptable y te quieres poner manos a la obra para intentar paliar el dato que te ha dado el calcular tu huella ecológica.  Os proponemos algunos consejos que todos podemos hacer para mejorar la huella ecológica:

  • ¿Es realmente necesario lo que estoy pensando en comprar o lo estoy pensando en comprar por la inercia de la sociedad consumista en la que estamos inmersos?
  • ¿Se puede reparar? ¿Se puede arreglar? Intentémoslo. De esta manera, no seguiremos en esta espiral de gastos de recursos superfluos.
  • Hazte fan de la movilidad sostenible: es más saludable para tu cuerpo y para el medioambiente.
  • Regala una segunda vida a muchos objetos. Con algo de imaginación, te sorprenderás la cantidad de usos que puedes darle a cosas que ibas a lanzar.
  • Separa los residuos, facilita la selección de los materiales para que sean reciclados de forma óptima.
  • Usa de forma inteligente la energía: usa de bajo consumo, apaga los aparatos (evita dejarlos en stand-by)

 

¿Te gustaría conocer nuestras novedades y nuevos artículos? Sólo tienes que registrarte en el botón de debajo para ser parte de nuestra familia Koala y estar al día de todo.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *