el desastre del prestige

El desastre del Prestige: Nunca Máis

Tiempo de lectura: 3 minutos

Se cumplen 17 años del tristemente conocido Desastre del Prestige. Un momento crucial en la historia del medioambiente y de la conciencia ecológica de la población española. Por eso en Clickoala queremos repasar una de las páginas más tristes para la biodiversidad de nuestra historia reciente. 

Recuerdo como si fuera hoy aquellas imágenes de centenares de personas venidas de todo el país, e incluso de otros lugares del planeta, que se lanzaron a luchar contra esa mancha inmensa de crudo que dañó 2.000 kilómetros de costa del mar Cantábrico, afectando tanto a la costa española como la francesa y portuguesa. Sin embargo, la gran mayoría de personas eran vecinos de la zona y pescadores que veían como su forma de vida estaba siendo contaminada de muerte. 

Pero empecemos por el inicio, aunque para muchos es conocido, para otros de nuestros lectores más jóvenes, puede que no lo tengan muy presente lo ocurrido. Así que para vosotros va este resumen de lo ocurrido. 

Una decisión errónea 

El 13 de noviembre del 2002 llegó la información de que el buque petrolero Prestige había tenido un accidente provocado por un temporal a 52 km del cabo de Fisterra. Había sufrido una vía de agua. Inmediatamente se debía decidir qué hacer: si alejarlo de las costas gallegas o llevarlo justamente a la costa para que pudiera ser reparado o, al menos, controlada la potencial pérdida de crudo. 

Finalmente la decisión fue tomada por el entonces Ministro de Fomento, Francisco Álvarez Cascos, que ordenó al director general de la Marina Mercante, José Luis López, que se llevase el buque mar adentro. Esta decisión se tomó en contra de la opinión de científicos que abogaron por evitar esta vía, ya que temían lo que finalmente sucedió: que el crudo se extendiera a lo largo de kilómetros y provocase uno de los peores desastres naturales que ha sufrido España. 

Miles de kilómetros de costa gallega llena de chapapote, la biodiversidad de la zona destrozada y, según los cálculos del profesor de la universidad de Vigo, Albino Prada, con unos gastos superiores a los 1.500 millones de euros. 

Nunca Máis

A raíz de este desastre medioambiental surgió Nunca Máis, una plataforma ciudadana gallega que exigía responsabilidades por las graves consecuencias medioambientales y económicas del Prestige. 

Gracias a la presión de este movimiento se logró que el gobierno del PP equiparase a Francia en la legislación de los petroleros monocascos, mucho más sensibles a sufrir daños y provocar vertidos, en las costas de España. En sí, después de lo ocurrido con el Prestige está prohibido que naveguen petroleros monocascos en toda la Unión Europea.  

Situación actual

Según Antonio Figueras, biólogo marino vigués y Profesor de Investigación del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), las consecuencias que se pudieron esperar en el momento del desastre fueron muy pesimistas, pero la realidad es que hoy en día “el impacto es mucho menos de lo esperado al principio”.

Es importante el testimonio de Figueras, ya que fue uno de los expertos del comité científico asesor que se creó para intentar paliar el daño medioambiental y económico de la zona. Uno de los aspectos que merecen la pena resaltar es que este comité comenzó a trabajar casi un mes después del inicio del derrame continuo de petróleo que provocó tanto daño medioambiental. Fue un ejemplo más de la nefasta actuación política del caso Prestige. 

Muerte de miles de animales

Sin duda una de las consecuencias más negativas que tuvo esa inmensidad de mar de chapapote fue las muertes de miles de animales. Según un Informe presentado por la Fiscalía se indicaba que entre noviembre de 20020 y agosto de 2003 se recogieron un total de 23.181 animales de más de 90 especies de aves que estaban afectadas por chapapote. 

gaviota con chapapote

Pero no sólo fueron aves, la tragedia provocada por el fuel oil abarcó otras especies animales:

  • Cien tortugas, de las cuales la gran mayoría murieron por el efecto directo del chapapote o no superaron el periodo de recuperación
  • Tres focas grises, de las cuales sólo una sobrevivió.
  • Seis nutrias murieron.
  • Seis delfines y una ballena murieron como consecuencia directa del vertido de fuel oil.

 

Ademas, es de gran interés el artículo de Pacma sobre la sentencia del caso prestige en el que también señalan que tuvo 22 espacios protegidos de la Red Natural 2000 de la costa gallega que fueron afectados, al igual que otros 126 espacios de la Red Natura entre el Miño y el Canal de la Mancha. 

¿Te gustaría conocer nuestras novedades y nuevos artículos? Solo tienes que registrarte en el botón de debajo para ser parte de nuestra familia Koala y estar al día de todo.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *