PEMAR: Plan Estatal Marco de Gestión de Residuos

PEMAR: Plan Estatal Marco de Gestión de Residuos

Tiempo de lectura: 3 minutos

Si hablamos del PEMAR, puede que algunos no sepan de lo que estamos hablando. Sin embargo, es uno de los planes estatales que deben ayudarnos en nuestro camino hacia la economía circular. Es, en otras palabras, un marco gubernamental para la gestión de residuos en España.

Si algo hemos aceptado y comprendido en nuestro proceso de conocimiento del cuidado del medioambiente es que debemos poner todos los esfuerzos en los procesos de reutilización de los residuos que cada día, cada semana y cada año los ciudadanos generamos. Una sociedad que da la espalda a lo que usa y cree que no sirve, es una sociedad condenada al fracaso. Una sociedad que sistemáticamente daña al planeta.

Los números pueden ser fríos, a veces, pero en otras ocasiones son demoledores. Para visibilizar el reto que tenemos que hacer frente, permitidnos este dato:

 España genera 462 kg de residuos por habitante y año  

¿Qué es Plan estatal Marco de Gestión de Residuos: PEMAR?

El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente a través del PEMAR desarrolla, a través de 25 capítulos ( y 182 páginas), la normativa específica de la gestión de residuos. 

Este plan se implantó tras el finalizado en el 2015, el Plan Integrado de Residuos 2008-2015, que era conocido por el PNIR. El PEMAR fue aprobado por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, y se basa en una evolución de algunos aspectos.

Ámbitos de acción del PEMAR

El PEMAR quiere lograr beneficios en la recogida y selección de Residuos en 3 ámbitos: 

  • Medioambiente: se aspira a realizar un cambio profundo en el tratamiento de los residuos, ya que tradicionalmente se elimina, lo que tenía efectos nocivos para el aire, el agua y la tierra.  En este aspecto, hay que resaltar que la incineración de residuos con recuperación de energía llegó en el año 2017 a una tasa del 13%. Un dato a tener en cuenta, ya que el Plan estatal Marco de Gestión de Residuos tenía establecido llegar al 15%. 
  • Economía: es un paso adelante hacia la economía circular al incidir en la reutilización de los residuos como materia prima. Hay mucho trabajo a realizar en este aspecto, ya que el 53’6% de los residuos llegaron como destino final a los vertederos municipales. 
  • Social: la aplicación de este Plan Estatal Marco de Gestión de Residuos 2016-2022 implica la necesidad de un gran número de empleos verdes. Una oportunidad laboral para nuevos profesionales. 

Sombras y luces

El PEMAR significó un cambio importante en el alcance de las obligaciones. Nos explicamos. Las anteriores regulaciones, obligaban a nivel estatal, pero no en cuanto a comunidades autónomas. En otras palabras, si una comunidad no quería contribuir con parte del presupuesto en el reciclado podían hacerlo. Con el PEMAR, las comunidades autónomas están obligadas a cumplir con los objetivos con los residuos de cada territorio. Sin embargo, ya sabemos que el Estado no tiene demasiados instrumentos para obligar al cumplimiento de objetivos autonómicos.

Del total de los residuos tan sólo se marca un 2% como cifra que debe estar preparada para la reutilización. Aunque puede parecer una cifra ínfima (inicialmente se había barajado un 5%), es un primer paso que se espera aumente de forma considerable en el futuro próximo.

A pesar de algunos objetivos marcados no fueron muy ambiciosos, algunos de las aspectos fundamentales del Plan están lejos de cumplirse. Por ejemplo, la tasa de vertido de residuos ha descendido un 22% desde al año 2010. Sin embargo, el dato que hemos indicado anteriormente del 53’6% de residuos lanzados a los vertederos, está muy lejos de alcanzar el 35% que era el límite marcado.

En un ranking europeo España quedaría en sexta posición entre los países que más residuos envían al vertedero con un total de 248 kilogramos por habitante

El PEMAR no parece que haya significado un paso definitivo a la hora de alcanzar el objetivo marcado por la Unión Europea en cuanto a reciclaje de residuos municipales. Mientras que en España se recicla el 35’5% de los residuos, el objetivo europeo para el año 2020 es del 50%.

Viendo el panorama el Ministerio para la Transición ecológica convocó ayudas para proyectos sobre compostaje y recogida separada de bioresiduos de entidades locales. Una acción a la desesperada para intentar acercarse a los objetivos marcados y que están lejos de cumplirse.

En definitiva, el PEMAR se está quedando corto con los objetivos marcados por la Unión Europea pero es, sin duda, un paso importante en la gestión de los residuos de nuestro país. Una problemática que no debería silenciarse más.

¿Te gustaría conocer nuestras novedades y nuevos artículos? Sólo tienes que registrarte en el botón de debajo para ser parte de nuestra familia Koala y estar al día de todo.

a quién beneficia el comercio justo

A quién beneficia el comercio justo

Tiempo de lectura: 3 minutos

Ya os hemos explicado en un post anterior en qué consiste el sello del Comercio Justo. Se trata, además, de una de las certificaciones más confiables tanto en la percepción que se tiene entre el público general como entre los expertos universitarios, tal y como salió reflejado en nuestro Estudio sobre sellos ecológicos. El Comercio Justo es una de las mejores noticias que se han producido en nuestra forma de consumir. Cada vez son más las organizaciones que se adhieren a esta red y, muy importante, también los consumidores son cada vez más conscientes de los beneficios del comercio justo. Ahora bien, vamos a ir un poco más al detalle para saber exactamente a quién beneficia el Comercio Justo

Pongamos un poco de contexto antes. En la actualidad, en la red de Comercio Justo hay más de 2000 organizaciones productoras repartidas en África, Asia y América Latina, y engloban a más de 2 millones de personas. Por otra parte, desde el punto de vista del consumidor, se puede encontrar productos de Comercio Justo en más de 4.000 tiendas especializadas en Comercio Justo por todo el mundo

A quién beneficia el comercio justo

Esta es la pregunta que seguro te planteas cuando ves un sello que certifica ese producto que estás pensando en comprar. Saber exactamente a quién beneficia el comercio justo es uno de los puntos clave a la hora de comprar o no este producto. Pues os avanzo que si finalmente optas por comprar un producto con esta certificación será una gran decisión. Tu elección de compra tendrá los siguientes beneficiarios:

Beneficia a los pequeños productores locales: agricultores y la pequeña industria local que paga un salario digno a sus trabajadores y, además, respeta los valores tradicionales de la zona. 

Por otra parte, trabajan con unas buenas condiciones de salud y seguridad en el trabajo. Por supuesto, a consecuencia de todo ello está prohibido el trabajo infantil, lo que conlleva, a su vez, un aumento de la escolarización en los niños de estas localidades. 

Beneficia al medio ambiente: la protección del medio ambiente es uno de los 10 requisitos que forman parte de la Carta Internacional de Principios del Comercio Justo y que todas las organizaciones adscritas deben respetar. Lo hacen de la siguiente manera:

  • Se debe priorizar las materias primas que se han producido de forma sostenible.
  • Se debe utilizar técnicas de producción que usen poca energía. Y siempre que sea posible se optará por energías renovables.
  • Reducción de los residuos.
  • En el sector agrícola: únicamente se usarán pesticidas orgánicos.
  • Para el proceso de embalar se usará materiales reciclados o que sean materiales de fácil biodegradación. Por tanto, sin plásticos. 
  • En la medida de sus posibilidades se debe transportar por mar, ya que es menos contaminante. 

Empoderamiento de los productores: este beneficio no se puede cuantificar numéricamente pero en entrevistas y estudios es una de las respuestas que más se repite entre los productores. Ya no sólo es un trabajo digno, sino que es un trabajo valorado y reconocido. En otras palabras, es un empoderamiento del productor. 

Es una forma de salir de la pobreza estructural ya que muchos de los productores estuvieron durante muchos años bajo el “yugo” explotador de su patrón. Ahora son dueños de su propio trabajo. 

Otro de los aspectos que podrían estar englobados en esta mejoría de los productores del Comercio Justo es la recuperación de los valores democráticos y de participación ciudadana. Se les da voz y voto en cooperativas para decisiones fundamentales de sus organizaciones.  

En definitiva, los beneficios del Comercio Justo implica tanto al medio ambiente, a los productores, a localidades y comunidades, etc. Es, en otras palabras, una decisión de compra que comporta un beneficio para todos. Ahora que ya sabes a quién beneficia el Comercio Justo, esperamos que seas uno de los millones de personas concienciadas de que con tu decisión de compra puedes poner tu granito de arena en hacer un mundo mejor. Como Clickoala que te muestra únicamente en nuestro buscador aquellos productos y servicios con sellos y certificaciones confiables.  Pruébalo y déjanos tu opinión. Queremos escucharte.

¿Te gustaría conocer nuestras novedades y nuevos artículos? Sólo tienes que registrarte en el botón de debajo para ser parte de nuestra familia Koala y estar al día de todo.

empleos verdes

Los empleos verdes: ¿qué es y qué tipos existen?

Tiempo de lectura: 3 minutos

Cada vez son más las voces críticas que reclaman la falta de compromisos reales de la recién finalizada COP25. En el documento final de la cumbre no hubo ningún acuerdo por parte de los países a presentar planes para incrementar la reducción de sus emisiones de CO2. Sin embargo, no todo fue negativo y hubo cosas positivas. Una de estas fue una intervención que dejó un gusto de optimismo que era bien necesario. Fue protagonizada por Rebeca Grynspan, de la Secretaría General Iberoamericana (SEGIB), y hablaba de los empleos verdes.

Grynspan en su intervención titulada ‘El compromiso empresarial para una transición justa y empleos verdes dignos’ antepuso al temor de la destrucción de cientos de miles de empleos provocados por la descarbonización de la economía, con la creación de empleos verdes respetuoso tanto con el medio ambiente como con la dignidad de las personas.

Grynspan especificó que por cada empleo que pueda ser destruido, se crearán cuatro empleos verdes

¿Qué son los empleos verdes?

Si hay que quedarse con una definición sobre lo qué es un empleo verde, nos basaremos en una referencia en el tema del empleo: la Organización Internacional del Trabajo que lo define de la siguiente manera:
Se trata de empleos decentes* que ayudan a preservar y conservar el medioambiente. Estos empleos pueden ser dentro de los sectores más tradicionales (por ejemplo, la construcción o las fábricas) como en los sectores emergentes como las energías renovables.

*Empleo decente es para la OIT un trabajo que sea productivo y que cuente con una serie de características: un ingreso digno, seguridad en el lugar de trabajo, protección social para las familias, desarrollo personal e igualdad de oportunidades para todos.

  • Con la aplicación de los llamados empleos verdes se consiguen:
    Mejorar la eficiencia del consumo energético y de materias primas.
  • Disminuir las emisiones de gases de efectos invernadero, principalmente el CO2.
  • Una reducción tanto en la contaminación como en los residuos.
  • La restauración y protección de los ecosistemas locales y, por ende, a nivel global.
  • Adaptación paulatina y no traumática de la nueva realidad provocada por el cambio climático.

En otras palabras se trata de trabajos en los que gran parte de su tarea consiste en reducir el impacto ambiental de empresas, organizaciones y sectores, haciéndolos sostenibles. Son aquellos trabajadores que hacen más ecológicos y sostenibles a los actores productivos de la sociedad. Su aparición, por tanto, se debe al paulatino empeoramiento de las condiciones del planeta debido al cambio climático, precisamente provocado por el aún vigente modo de vida.

¿Qué tipos de empleos verdes hay?

Como os hemos explicado, en cuanto a empleos verdes existen centenares de oportunidades en diferentes sectores. Si queréis informaros de todas las posibilidades os recomendamos la Guía InfoEmpleo ISM de Profesionales del Medio Ambiente  de infoempleo.

Por nuestra parte, como no queremos hacer una enumeración larga de nombres de trabajos, sí que queremos destacar, al menos, cuáles son las principales áreas de actuación de los empleos verdes y un par de ejemplos de cada una de ellas:

  • Control y Prevención de la Contaminación: área en el que se ubicaría empleos como el de Responsable del Departamento de Gestión de Residuos o el de Analista de laboratorio de aguas.
  • Gestión ambiental, sostenibilidad y responsabilidad social: entre otras profesiones estarían la de Responsable de sostenibilidad de empresa o el de auditor ambiental.
  • Evaluación de impacto ambiental y gestión del medio ambiente natural y rural: engloba empleos como el de Técnico gestor de fauna o Técnico en restauración ambiental.
  • Información y educación ambiental: una área didáctica básica para lograr un cambio de la sociedad y en el que están profesionales como los de Comunicador ambiental o Periodista ambiental.
  • Herramientas informáticas aplicadas a la gestión ambiental: la informática tiene también su espacio destacado en los empleos verdes como Técnico en sistemas de información geográfica y teledetección o Consultor en sistemas de información geográfica.
  • Análisis de ciclo de vida: incluye una profesión de la que Clickoala está deseando que se convierta en común en las empresas. Estamos hablando de Especialista en ecotiquetado, sin duda, una ayuda para que podamos ofreceros únicamente productos confiables y éticos. Hace unos días publicamos una encuesta en la que se reflejaba que los españoles sí confían en los sellos ecológicos pero no los conocen demasiado.
  • Energía y cambio climático: en otras palabras los hacedores de la transición energética. Incluye trabajos como el de Gestor energético o Técnico en energías renovables.

Como os hemos avanzado anteriormente, estos son sólo algunos de los trabajos relacionados con el cuidado del medioambiente, pero la lista es extensa. La principal dificultad para que cada vez haya más profesionales verdes está en que las propias empresas deben dar un paso adelante definitivo con la creación de departamentos específicos para tratar una cuestión fundamental como es esta.

¿Te gustaría conocer nuestras novedades y nuevos artículos? Sólo tienes que registrarte en el botón de debajo para ser parte de nuestra familia Koala y estar al día de todo.

entrevista con brenda chávez

Entrevista con expertos: Brenda Chavez

Tiempo de lectura: 8 minutos

Entrevista con Brenda Chávez

Periodista especializada en sostenibilidad y cultura, está licenciada en periodismo y derecho, ha sido redactora jefe de Vogue y subdirectora de Cosmopolitan, es autora del libro de consumo responsable Tu consumo puede cambiar el mundo publicado en Ediciones Península (Planeta) y acaba de publicar Al borde de un ataque de compras (Debate). Es miembro del colectivo femenino de periodistas de investigación sobre consumo Carro de Combate, y colabora con El País, El Salto, entre otros medios, y presenta la sección de consumo sostenible en el programa de radio Carne Cruda, llamada Consuma Crudeza.

Es imprescindible empezar la entrevista con ‘Al borde de un ataque de compras’, tu último libro. ¿Por qué lo escribiste y qué puede aportar a nuestros amigos koalas?

Quería acercar el consumo consciente, responsable o sostenible a todo tipo de públicos desde adolescentes a personas mayores, conciencias y no conciencias, que fuera cómodo, que se pudiese regalar y leer en un ratito, que se pueda transportar y llevarlo contigo si lo necesitan consultar, porque tiene el tamaño de un cuadernos de nota.

Con la emergencia climática que estamos viviendo y la brecha social, creo que mi obligación como periodista no es solo informar y denunciar estas cuestiones, sino también visibilidad las alternativas, porque las hay, en todos los sectores, están a nuestro alcance, y todos podemos contribuir a un cambio de modelo productivo, de economía y de planeta, a mejor.

Me parecía pertinente unificar criterios y simplificar en lo posible la labor de todos nosotros, consumidores y consumidoras, porque desde que publiqué Tu consumo puede cambiar el mundo hace más de dos años, me han invitado a participar en multitud de conferencias, ponencias, mesas redondas, debates, charlas (incluida una TEDTalk),etc,. También he hecho numerosas entrevistas en medios muy distintos. Y al establecer un diálogo sobre el consumo consciente (también llamado responsable, sostenible, crítico o transformador) con audiencias de diverso poder adquisitivo, ideología, religión, edades, nacionalidades, sexo, nivel de conocimiento, necesidades, así como con colectivos profesionales, civiles, empresariales, institucionales, etc., he podido constatar que existe una preocupación común, creciente, por conocer qué hay detrás de lo que se consume habitualmente, y qué alternativas existen con menos impactos negativos.

En todas estas experiencias, he ido viendo cuestiones que se repetían, y me llevaron a reflexionar sobre la necesidad de contar con unas pautas sencillas que faciliten la toma de decisiones. Al final han salido 73 claves, pero no ha sido premeditado, juntas, establecen filtros y líneas de acción con las que decantarnos por artículos o elecciones que influyan de forma virtuosa en nuestras vidas, en el planeta, en los seres que lo habitan y en la economía actual.

Nos ha parecido muy acertada la óptica en la que te alejas de culpabilizar al ciudadano por el hecho de hacer lo que le han empujado a hacer, consumir. Le ofreces consejos para pasar al consumo consciente. ¿Crees que tardará mucho tiempo en consolidarse este cambio?

Es interesante saber que entre el 60 y el 80 % de la huella ecológica proviene del consumo de los hogares. Cambiar nuestros hábitos tiene un efecto drástico en nuestra huella medioambiental, pero, cuidado, las cuartas quintas partes de esos impactos no son directamente atribuibles a los consumidores sino secundarios, es decir, derivados de las diferentes industrias que fabrican nuestros bienes y productos, sus sistemas productivos los crean. Por eso es importante saber qué estamos fomentando con nuestro dinero y nuestro consumo.

Lo importante es intentar ser parte de la solución, no del problema. Como ciudadanos votamos sólo cada cuatro años, bueno últimamente más…pero sin embargo como consumidores tenemos más poder e influencia de lo que pensamos porque, a diario, con cada acto de consumo también estamos votando a empresas que igual no se merecen y luego incluso pueden estar haciendo lobby encontrar del la ciudadanía, contra el juego demorácraticos, para su lucro y beneficio particular.

Deberíamos de estar más atentos a estas cuestiones, que a las infinitas opciones de consumo que nos intentan vender, la mayoría innecesarias, de mala calidad, y manchadas de abusos y tragedias.

De los 73 consejos que ofreces en tu libro. ¿Cuáles serían los prioritarios que deberíamos empezar a poner en práctica lo antes posibles?

-Consumir menos y mejor.
-Preguntar e informarnos.
-Y apoyar con nuestro consumo modelos productivos sostenibles y alternativas de consumo que se recogen en el libro de forma clara y sencilla, que están al alcance de todos nosotros y que no tiene por qué salirnos más caras.

 

Al borde de un ataque de compras

¿Vivir en una sociedad en la que inventan días para comprar más es incompatible con una consciencia de que se debe consumir de otra forma?

En las últimas cuatro décadas, precisamente de esplendor de la economía neoliberal, se ha cuadruplicado la producción y el consumo, hasta niveles suicidas. Anualmente, tal y como apunta Global Footprint Network, demandamos 1,7 tierras en recursos naturales, es decir, consumimos y producimos por encima de la capacidad terrestre para renovarse. En 2030, según WWF, serán dos tierras, y en 2050 casi tres… No es de extrañar que La producción y el consumo responsable sean el punto duodécimo de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, la agenda de 17 metas de Naciones Unidas para alcanzar esa prosperidad global en 2030. Algo fundamenta,l tal y como estamos, tenemos que cambiar nuestra manera de consumir y producir, y es algo que podemos practicar ya individualmente, poco a poco, sin sacrificios ,ni fanatismo, el libro muestra cómo.

En tu proceso personal y profesional tú misma confiesas que has pasado de ser una consumidora convencional a una consciente o responsable. Sin embargo, no todos pueden seguir tus años de investigación y formación para lograr este cambio interno. ¿Cómo se puede lograr una sociedad más responsable con el consumo?

Al final del libro cuento como me he ido organizando (y aún sigo evolucionando), aunque no creo que sea un ejemplo de nada, pero mi experiencia personal puede desdramatizar y desprejuiciar este proceso de consumir conscientemente que muchos tildan de imposible, pero es más fácil de lo que pensamos.

Lo practico en la moda, en la alimentación, en la cosmética, en el transporte, en la banca, en la energía, en los seguros, en el hogar, en la salud, con la tecnología, en todo lo que puedo y donde sé que hay alternativas más sostenibles, bueno, hasta con mi gata. Pero que nadie piense que vivo obsesionada con esto, o que sólo me dedico a esto, llevo una vida tan normal y ajetreada como la de cualquiera, con un presupuesto como casi todo el mundo, al que me tengo que atener.

El consumo no me interesa tanto, hay cosas en la vida infinitamente más importantes que consumir. Pero si lo hacemos, que el consumo nos nos consuma, ni consuma el mundo con todo lo que contiene porque el consumo vertebra nuestra sociedad, vivimos, en una sociedad que llamamos “de consumo”, y somos parte de un engranaje fundamental. Con cada compra emitimos un voto de confianza, apoyamos con nuestro dinero una cadena de producción y de consumo que igual está cometiendo abusos sociales, medioambientales, culturales, políticos o económicos, que podemos estar apoyando, en contra de nuestros valores sin saberlo.

Por el contrario el consumo puede ser transformador social y medioambientalmente, y una palanca de cambio, si invertimos nuestro dinero en servicios y bienes sostenibles, que respeten los recursos del planeta, a las personas que los elaboran, a los demás seres vivos, y promuevan una economía donde el bienestar y el desarrollo sostenible estén el centro, no exclusivamente el lucro, como ocurre con muchísimas empresas y con la economía actual que está depredando el planeta.

Si apoyamos las malas prácticas estas se cronificarán, si por el contrario fomentamos un consumo con impactos positivos, estamos construyendo otra realidad, otra economía y otro mundo, algo que están reclamando mucha gente ya porque nos va la vida y el planeta en ello. Y eso se puede practicar desde las empresas, las instituciones, las administraciones porque todos consumimos.

Otras entrevistas

Amaya Apesteguía

“Está demostrado que las sociedades más materialistas son menos felices”

Mar Gómez

“Las declaraciones negacionistas de Trump ponen en peligro toda la población mundial”

Pedro Pablo G. May

“Los dos principales problemas de la ecología en España son la inactividad de las administraciones y la ideologización de la actividad”

María Rodríguez

“En estos momentos no existe una empresa que cumpla con todos los Requisitos de Responsabilidad Social Corporativa”

Celia Ojeda

“La clase política debería legislar para generar un cambio sobre el consumo”

Fridays for Future

“A las personas de más edad hay que hacerles pensar en ¿qué pasará con tus hijos?”

Tú mejor que nadie sabes de las dificultades económicas por las que pasan los medios de comunicación. ¿Qué tipo de libertad pueden tener los profesionales de los medios para exponer la necesidad de consumir menos cuando se vive de la publicidad de las empresas?

Es difícil hacer periodismo independiente en este contexto, pero se puede, hay profesionales que así lo hacemos. El foco tiene que estar en lo que la ciudadanía necesitar saber para poder vivir con calidad de vida en este planeta, por salud, etc. Y ser críticos con las empresas, administraciones, etc., si no lo están haciendo bien, o pueden mejorar. Además, desde mi punto de vista con los abusos de derechos humanos no caben las equidistancia informativas, los periodistas debemos de denunciarlos y visibilizarlos.

El concepto de tu anterior libro Tu consumo puede cambiar el mundo, encaja perfectamente con la filosofía de Clickoala: damos visibilidad a otra forma de consumir, más sostenible y ético. ¿Crees que el ciudadano necesita facilidades para dar este paso hacia la sostenibilidad?

Por supuesto, la información y la accesibilidad de la misma es vital para poder realizar un consumo consciente, sostenible, responsable y transformador. Consumir se ha vuelto un acto cada vez más complejo de practicar conscientemente, es decir, teniendo en cuenta no sólo su calidad y el precio, sino también sus implicaciones sociales y medioambientales. Pero como votar, no deja de ser una decisión política con la que cada día perfilamos nuestra realidad e implica intereses de todo tipo que podemos estar apoyando, sin saberlo, en contra de nuestros propios valores.

símbolo reciclaje

Entra en este juego. Tienes un minuto toda la atención de todos los españoles. ¿Qué dirías para acercarles a tu visión del consumo sostenible?

Me valen unos segundos…Con nuestro consumo podemos influir de forma positiva en el planeta y en la vida de todos los que lo habitamos, apoyando con él alternativas sostenibles.

Para ir finalizando te queremos hacer la pregunta que te lanzaba Celia Ojeda, de Greenpeace, en la entrevista que concedió a ClicKoala: ¿Crees que los Fridays for Future podrían cambiar el consumo a un des-consumo?

Creo que es maravilloso que las nuevas generaciones exijan que les leguemos un planeta digno, y que dice mucho del momento actual en que vivimos que una niña de 16 años, en el espectro del autismo, tenga más visión que muchos líderes políticos mundiales que supuestamente no están autistas, pero que se comportan como tales cerrando los ojos, o haciendo que hacen, ante la emergencia climática.

De hecho el libro es un herramienta para ellos, y para cualquier interesado en ello. Es muy útil, práctico, para todas las edades y públicos, se lee en unas horas, para ayudar a consumir sosteniblemente. Sus 73 claves son unas pautas sencillas que tener presentes en el camino hacia fórmulas de consumo más sostenibles. Facilitan la toma de decisiones y simplifican nuestra labor como consumidores y consumidoras sin sermonear, ni culpabilizar. Y desarrollan en pocos párrafos unas reflexiones ilustrativas y consejos prácticos sobre alternativas concretas que están a nuestro alcance, además desmonta mitos y narrativas para desprogramarnos lógicas de mercado que tenemos totalmente incorporadas y que nos influyen al elegir sin que apenas nos demos cuenta.

¿Qué referente nos recomiendas entrevistar para poder compartir consejos sobre consumo responsable? ¿Qué pregunta le harías?

A Charo Morán, coordinadora estatal de consumo de Ecologistas en Acción, le preguntaría: ¿cómo puede el consumo contribuir a la transformación socioambiental?

¿Te gustaría conocer nuestras novedades y nuevos artículos? Sólo tienes que registrarte en el botón de debajo para ser parte de nuestra familia Koala y estar al día de todo.

sellos ecológicos que ayudan al medio ambiente

Los españoles confían en los sellos ecológicos, pero realmente no los conocen

Tiempo de lectura: 6 minutos

El objetivo principal de ClicKoala es dar a conocer alternativas sostenibles, certificadas y fiables, a personas que quieren comprar de una forma más respetuosa con el medio ambiente y la sociedad.  Y no solo somos nosotros quienes lo desean. La mayoría de los españoles confían en los sellos ecológicos y sociales: un 55% de la población afirma que este tipo de certificados les genera mucha o bastante confianza. Sin embargo, desconocen la mayoría de los sellos mejor valorados por expertos en sostenibilidad. De 28 certificados medioambientales y sociales valorados positivamente por expertos, solo 8 son conocidos por al menos un 25% de la población.

Esta es la principal conclusión que hemos extraído de un nuevo estudio en el que hemos preguntado a la sociedad española y a un panel de expertos en sostenibilidad procedentes de 25 universidades sobre el papel que tienen los sellos ecológicos y sociales en nuestra sociedad, con el objetivo de aportar soluciones para alcanzar los grandes retos que se nos plantean en materia medioambiental y de justicia social.

El papel de los sellos ecológicos en la lucha contra el cambio climático

La mayoría de los españoles están predispuestos a cambiar sus hábitos de consumo y comprar productos que certifican que respetan el medioambiente o que tratan mejor a sus trabajadores. Estos sellos ecológicos tienen la capacidad de influir en las compras de un 77% de los ciudadanos.

Las personas más preocupadas por el cambio climático están mucho más predispuestas a comprar productos certificados con estos sellos. Este hecho indica que los consumidores perciben que, a través del consumo de productos certificados, pueden aportar su granito de arena para reducir su impacto sobre el medio ambiente.
El consumo de productos certificados es solo uno de los hábitos que han introducido en sus vidas las personas muy concienciadas con la crisis climática. Pero también han introducido muchos otros hábitos: procurar no comprar productos sobreenvasados, desplazarse andando o en transporte público siempre que pueden o clasificar la basura.

Influencia de los sellos ecológicos en las compras

Es importante conocer el impacto medioambiental y social de un producto

Antes de comprar cualquier cosa, los españoles creen que es importante tener información sobre muchas características que son difíciles de conocer. Destacamos cuatro grandes grupos:

Sobre su impacto sobre el medioambiente: un 54% de los españoles cree que es importante saber si un producto o servicio respeta el medioambiente antes de comprarlo. Otras características que quieren conocer son si es biodegradable (35%), es un producto libre de plásticos (33%) o si de algún modo ayuda a frenar el cambio climático (32%).

Sobre sus efectos sobre la salud: un 53% de la ciudadanía indica que es importante saber que un producto esta libre de sustancias que puedan ser nocivas para la salud.

Sobre su impacto social: una parte importante de la población española también considera que es importante conocer las políticas laborales de las empresas. Un 48% de los ciudadanos quieren saber si un producto se ha elaborado sin explotación infantil. También creen que es importante saber si es de comercio justo (32%) o si la empresa respeta la igualdad de género (29%).

Sobre el maltrato animal: el trato a los animales también preocupa a los españoles. Un 37% de la ciudadanía cree que es importante saber que en la elaboración de cualquier producto no se ha experimentado con animales y un 29% cree que es importante saber si garantiza el bienestar de los animales.

Los españoles no pueden buscar sellos ecológicos que no conocen

Aunque la mayoría de la gente confía en los sellos ecológicos y están predispuestos a utilizarlos como herramienta que ayude a consumir de una forma más sostenible, desconocen la mayoría de los certificados que existen. De 41 sellos preguntados, 30 son muy poco conocidos (menos del 20% de la población los conoce).

Con esta situación, cuando la ciudadanía quiere cambiar sus hábitos de consumo para que sean más sostenibles con el medioambiente y las personas, encuentran muchas dificultades para saber qué beneficios conlleva cada sello y cuáles son más fiables.

Hemos preguntado a los españoles cómo creen que deberían ser los sellos ecológicos para que fueran más útiles en el momento de hacer sus compras y nos han dado cientos de sugerencias que podemos resumir en cuatro ideas principales:
Que sean más fáciles de entender: claros, concisos y con una breve descripción de su significado.
Más visibles: que sean más fáciles de encontrar en las tiendas y que haya campañas de información para conocerlos.
Más fiables: que sea fácil diferenciar entre aquellos que son fiables y tengan un impacto realmente positivo y los que no.
Más estandarizados: existen cientos de sellos y certificados, por ese motivo muchas personas piden que sea posible compararlos fácilmente y que sean más homogéneos.

Aunque este contexto plantea muchas dificultades a las personas que quieren cambiar sus hábitos para que sean más sostenibles, un 9% de las personas busca estos sellos en todas sus compras (y un 80% los busca o se fija en ellos con mayor o menor frecuencia).

Los expertos avalan muchas alternativas que no llegan a la gente

Según los expertos en sostenibilidad consultados, disponemos de muchas alternativas certificadas que nos ayudan a reducir nuestro impacto negativo sobre el medioambiente. También existen varios sellos que nos ayudan a construir una sociedad más justa.

Existen alternativas muy bien valoradas que posibilitan optar por opciones más sostenibles en todo tipo de compras.

Reducen el impacto negativo sobre el medioambiente:

Algunos de estos sellos certifican el impacto medioambiental de muchos tipos de productos y servicios, como son el Cisne Blanco (certificado oficial de los países nórdicos), que los expertos valoran con un 8,5 sobre 10, o el Ángel Azul, certificación alemana que obtiene una valoración de 7,8.

Otros sellos bien valorados son específicos y se aplican solo a un tipo de productos, como son el sello VERDE GBCe (8,3), que certifica la sostenibilidad de un edificio; el certificado de pesca sostenible MSC (8,1); el sello de la Unión Europea de Agricultura Ecológica (7,6); la conocida etiqueta energética de clase A+ o superior (7,6), que evalúa el consumo energético de un electrodoméstico; el sello PEFC (7,5), que certifica que la madera que se utiliza para fabricar muebles, papel, cartón… procede de bosques gestionados de forma sostenible; o, finalmente, el sello GOTS (7,4), que encontramos en ropa y tejidos.

Incrementan la justicia social

Los expertos en sostenibilidad también han evaluado el impacto en justicia social que tienen este tipo de sellos, entendiendo por justicia social la reducción de las desigualdades económicas, la mejora del trato a los trabajadores, el apoyo a los colectivos más desfavorecidos…

Los cinco certificados mejor valorados en este aspecto son REAS (8,7), emitido por la Red de Redes de Economía Alternativa y Solidaria; el Balance del Bien Común (8,4), que es una herramienta para medir la dignidad humana, la solidaridad, la sostenibilidad medioambiental o la transparencia en las empresas; y los sellos de comercio justo Fair Wear Foundation (8,0), que encontramos en el mundo de la moda, Fairtrade (7,9) y WFTO (7,6).

Muy bien valorados por los expertos y muy desconocidos

Sin embargo, la mayoría de los sellos mejor valorados son muy desconocidos. Por ejemplo, a la ecoetiqueta escandinava Cisne Blanco, los expertos le otorgan un 8,5 sobre 10, pero solo la conocen el 3% de los españoles.

De los 28 sellos que han sido valorados tanto por público general como por expertos en sostenibilidad, estos son los mejor valorados en cuanto a respeto al medio ambiente:

valoración sellos por expertos

Metodología

Para la elaboración de este estudio se han analizado dos perfiles complementarios: una muestra representativa de la población española y un panel de expertos en sostenibilidad.

En la muestra representativa de la población internauta española han participado 1.000 personas mayores de 16 años. Para el total de la muestra, con un nivel de confianza del 95%, el error muestral es de ±3,1%. El campo se realizó durante la última semana de agosto y la primera de septiembre de 2019.

En el panel de expertos han participado 65 catedráticos, profesores, investigadores y otros perfiles especialistas pertenecientes a 25 universidades y que proceden de múltiples disciplinas relacionadas con la sostenibilidad, el medio ambiente o la justicia social. El campo se realizó entre el 14 y el 29 de noviembre de 2019.

 

¿Te gustaría conocer nuestras novedades y nuevos artículos? Sólo tienes que registrarte en el botón de debajo para ser parte de nuestra familia Koala y estar al día de todo.

entrevista alberto bachiller

Entrevista con expertos: Alberto Bachiller

Tiempo de lectura: 5 minutos

Entrevista con Alberto Bachiller

Soy el creador del blog Idea Tu Mismo. Nací en Soria pero he vivo en Gran Canaria. Estudié Ingeniería Técnica en Diseño Industrial en la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria y también Proyectos y Dirección de Obras de Decoración en la Escuela de Arte y Superior de Diseño de Gran Canaria. Interesado en el Diseño Sostenible desde todos los ámbitos, enfocado en el reciclaje creativo y con especial curiosidad hacia los modelos de energía libre tales como motores electromagnéticos o las máquinas de movimiento perpetuo, apasionado de la fotografía subacuática, la música y el cine sobre futuros distópicos.

¡Más de 60.000 suscriptores en un canal de bricolaje sostenible! ¿Te esperabas este éxito?

Todavía me queda mucho para llegar al éxito, pero si es muy reconfortante ver como has creado una comunidad con un fin en común y una manera de ver y hacer las cosas. Cuando crea que haya conseguido el éxito te aviso y me haces otra entrevista, jeje.

¿Como surgió la idea? ¿De dónde proviene tu interés por el reciclaje creativo?

Desde que tengo uso de memoria he reutilizado todo tipo de materiales, seguramente me viene de mi madre, que es la persona que conozco que más cosas guarda. Siempre que necesitas algo ella lo tiene guardado por algún lado. Siempre he reutilizado materiales para mis manualidades caseras, los proyectos escolares, maquetas de la universidad y ahora no hay material que se me resista para hacer muebles o cualquier otro objeto decorativo.

Tu canal empezó en septiembre del 2014, ¿tenías muy claro que iba a aumentar el interés por la sostenibilidad y la economía circular?

El canal empezó en ese año pero no fue hasta dos años después cuando se empezó a hacer publicaciones regulares y diseñar una estrategia visual. En esa época no imaginaba que hoy en día la sostenibilidad se convertiría en toda una tendencia, hacía ese tipo de contenido porque era lo que me gustaba y creía que era importante compartir. No se analizaban tendencias, no se miraban estadísticas y no revisaban las métricas, se hacía todo de corazón para el que lo quisiera ver.

Y ahora también, pero es verdad que analizamos datos como volumen de búsquedas y posibles tendencias y hemos detectado un aumento significativo en las relacionadas con la sosteniblidad, zero waste, filosofía DIY y reciclaje creativo. Cosa que me agrada enormemente ya que muestra una concienciación importante por parte de la sociedad, que es el público al que nos dirigimos; ya que todas las acciones y medidas que proponemos desde Idea tú Mismo son a nivel doméstico.

Viendo el comportamiento del ciudadano medio, ¿cuáles de tus diseños de reciclaje creativo crees que son más necesarios?

Cualquiera que implique reutilizar plástico. Es un problema muy grande el que tenemos con este tema y me parece que cualquier idea que permita reutilizar el plástico usado para la realización de proyectos ecológicos es muy necesaria e importante. Hace tiempo diseñé un pequeño artefacto para poder descomponer las botellas de plástico en tiras, y con ellas después poder confeccionar un montón de objetos como escobas, cestas o el soporte de los asientos de sillas.

¿Cómo convencerías a una persona que lanza cosas al contenedor sin plantearse que puede tener un segundo uso, como el que tú nos enseñas en tus vídeos de youtube?

En las ferias me he dado cuenta que la mayoría de la gente no le da un segundo uso a los materiales simplemente porque no se les había ocurrido la idea. Una vez lo han visto y quieren hacer eso y empiezan a guardar materiales porque ya les ha picado el gusanillo. Hay que entender que la mayoría son personas que posiblemente nunca hayan hecho una manualidad ni mucho menos un proyecto de bricolaje.

Pero si aportamos información con un montón de ideas sobre reutilización de materiales domésticos seguro que la gente se apunta a realizar muchos reciclados creativos en sus hogares y por consecuencia reducir la generación de residuos.

Otras entrevistas

Amaya Apesteguía

“Está demostrado que las sociedades más materialistas son menos felices”

Mar Gómez

“Las declaraciones negacionistas de Trump ponen en peligro toda la población mundial”

Pedro Pablo G. May

“Los dos principales problemas de la ecología en España son la inactividad de las administraciones y la ideologización de la actividad”

María Rodríguez

“En estos momentos no existe una empresa que cumpla con todos los Requisitos de Responsabilidad Social Corporativa”

Celia Ojeda

“La clase política debería legislar para generar un cambio sobre el consumo”

Fridays for Future

“A las personas de más edad hay que hacerles pensar en ¿qué pasará con tus hijos?”

¿Podrías explicarnos cuál ha sido tu ejemplo de reciclaje creativo favorito?

La verdad que no puedo quedarme con uno solo, he visto muchos que son una auténtica pasada. Me gustó mucho una idea que vi de fundir tapas de plástico para crear bloques de construcción, además lo podías hacer de manera casera. Y los artistas que hacen esculturas con neumáticos me parecen increíbles.

Como grancanario tu relación con el mar es muy íntima. ¿Cuáles serían tus trucos para solucionar la contaminación del mar?

La contaminación del mar es un tema tremendamente complejo y muy amplio. Hay tantísimos factores y desde tantos frentes distintos que están afectando a la contaminación de los océanos que no dispongo del conocimiento necesario como para dar una solución.

Hace tiempo vi un documental sobre los más de 1 millón de toneladas de armas químicas que están sumergidas por en los mares de todo el mundo y que están poco a poco liberando todas esas toxinas y contaminantes al agua, así que la verdad que …¿qué solución te puedo aportar? Ni creo que haya una sola, creo que serían un conjunto de acciones globales de gran envergadura y es un tema que atañe a todos los gobiernos del mundo y en el que debe haber un consenso y una voluntad común de buscar soluciones para erradicar este gravísimo problema.

Clickoala es un buscador que mostrará sólo productos y servicios éticos con el medioambiente y los seres humanos. Esto lo conseguiremos gracias a etiquetas y certificados confiables. ¿Conoces alguno que consideres que merece la pena confiar?

Si te soy sincero me fío más bien poco de los sellos y certificados ecológicos, confío más en las comunidades y plataformas de usuarios concienciados con un mismo fin. Hoy día existen numerosos grupos online de esta índole que serían mejor avales.

Y por el contrario. ¿Te has encontrado alguno que sea claramente equívoco y que no sea de fiar?

La verdad que sobre esto no dispongo de demasiada información, lo que si es verdad que me chocó mucho, es que hace unos meses vi en el supermercado un manojo de plátanos sobre una bandeja de poliexpan y envueltos en film de plástico con una etiqueta pegada de certificación ecológica. No dudo que el cultivo de los plátanos sea ecológico si así una empresa acreditada lo ha certificado, pero si luego en el transporte los envuelven en un montón de plástico totalmente innecesario de poco sirve.

Queremos escuchar y aprender de los mejores. ¿Conoces a algún referente que consideres que debamos entrevistar? ¿Qué le preguntarías?

Mi gran referente es Michael Reynolds, más conocido como “The Garbage Warrior” (El guerrero de la basura en castellano). Fue el pionero de las Earth Ships o casas autosuficientes; casas biopasivas que les llaman ahora. Para mi fue toda una fuente de inspiración en la época, su filosofía, su lucha contra el sistema para poder establecer sus casas como viviendas legales y sus numerosas construcciones benéficas en lugares devastados por catástrofes naturales hacen sin duda que este hombre este en el número uno de mi lista.

¿Te gustaría conocer nuestras novedades y nuevos artículos? Sólo tienes que registrarte en el botón de debajo para ser parte de nuestra familia Koala y estar al día de todo.

navidad ecológica

Una Navidad ecológica es posible: consejos sencillos

Tiempo de lectura: 4 minutos

Para cualquiera de nuestros lectores habituales o no tan habituales, no se le debe escapar que desde hace meses el ecologismo y la defensa del medio ambiente son tendencias tanto en los medios de comunicacion como en todas las comunicaciones de empresas e incluso instituciones. No en vano, estamos inmersos en una crisis climática y nos vemos obligados a realizar un cambio real en nuestra forma de vivir. Muchos podrían pensar que este proceso del cambio puede esperar con la llegada de las fechas navideñas. Pero la realidad es que sí es posible vivir una Navidad ecológica. No es únicamente un slogan, es una nueva forma de hacer las cosas.

Los expertos de consumo responsable y sostenible a los que hemos entrevistado coinciden en una reflexión común para lograr nuestro objetivo global de hacer un mundo más sostenible y respetuoso con el medio ambiente: dejar de comprar como si fuera un hobby y comprar lo que realmente necesitemos. Esta recomendación se hace aún más evidente en las fechas navideñas, pero si queremos una Navidad ecológica se debe empezar por este cambio de actitud de consumo. 

Pero no estamos aquí para decir lo que se debe hacer, sino únicamente para daros pequeños consejos y cambios en nuestra forma de vivir la Navidad. Así que vamos a ello.

Consejos para lograr tu Navidad ecológica

Os avanzamos que tenemos preparada una entrevista con Alberto Bachiller, autor de la web ideatumismo, y del que aprovecharemos uno de sus artículos en los que nos da algunos consejos interesantes para que todos y cada uno de nosotros podamos hacer una Navidad ecológica. Vamos a repasar sus recomendaciones y los complementaremos con otros pequeños gestos que pueden marcar la diferencia:

  1. Compra alimentos de origen local: de esta manera se producirá un descenso en las emosiones de CO2 del transporte y envasado. Además, se conseguirá apoyar a los productores locales. 
  2. Utiliza tu propia bolsa reutilizable: esto es algo que cada vez tenemos más interiorizado, aunque no siempre se hace dependiendo de los establecimientos en los que vamos a comprar. Si vamos al supermercado, entonces sí. Pero, ¿por qué no hacer lo mismo con nuestras compras navideñas? 
  3. Árboles de Navidad: Lo primero que habría que plantearse sería la necesidad de comprarlo. Nosotros no vamos a daros la respuesta, pero sí recomendaros que no se compre los árboles artificiales, ya que para su fabricación se usó mucha energía y materiales provenientes del petróleo. Hoy en día, hay muchos árboles naturales que se venden en época navideña provenientes de plantaciones forestales (no bosques) y que tras pasar esos días, pueden volver a plantarse. Hay organizaciones que se encargan de hacer esta necesaria tarea.
    Por supuesto, tenemos la opción de poder hacer nuestro propio árbol de Navidad con materiales reciclados.
  4. Recupera los adornos del año pasado: seamos sinceros, los adornos navideños dan una atmósfera especial estos días tan señalados. Sin embargo, el uso que hacemos es mínimo por lo que podemos usarlo de nuevo. Si eres de los que no te asusta ponerte a ser creativos, existen muchos ejemplos de cómo se pueden hacer adornos muy atractivos con materiales reciclados.
  5. Comprar más no hará una Navidad mejor: esto es una de las grandes verdades que debemos aceptar. Llega la Navidad y son fechas para estar con los seres queridos y compartir momentos de calidad. Y eso no tiene que ver con comprar más cosas que no necesitas.
    Pero más allá de la perspectiva del consumo sostenible, hay algunos datos económicos que refuerzan esta idea de dar un paso más allá del comprar por comprar. Si tenemos en cuenta que el salario medio de los españoles es de 1.645 euros durante el año 2019, los gastos de regalos de Navidad ascendieron durante el año 2018 a 241€, según Statista Research Department. Si a esto le añadimos los gastos en comida (173€), viajes (105€) y actividades de ocio (82€) nos ofrece un escenario económico de más de 600€ en gastos no habituales. 
  6. Envuelve con reciclados: Una de las consecuencias directas de la Navidad y sus regalos navideños son la cantidad ingente de desperdicios que lanzamos cada año. Los datos son alarmantes y reales: durante los meses de diciembre y enero se producen 1 millón de toneladas de papel y cartón. Y como cada problema tiene una solución, hay un proyecto de Swolf Group en el que incide en alternativas creativas para envolver regalos con revistas, telas o materiales reciclados. 
  7. Consumo energético navideño más controlado: otra de las consecuencias de las fiestas navideñas está en que el consumo eléctrico se dispara durante estos días. En este aspecto deberíamos tener en nuestra mente un elemento fundamental: la iluminación con luces LED. El ahorro de energía que se consigue con este tipo de iluminación es muy destacado. La combinación de una gran durabilidad y bajo consumo energético son dos razones de peso para su adquisición, a pesar de que sean más caras. En el caso de la Navidad ecológica, también se convierten en nuestros grandes aliados, ya que cada vez hay más adornos luminosos LED.

En definitiva, cuando se habla de vivir de forma sostenible es hacerlo en todos los ámbitos de la vida. No es una pose, sino un cambio en nuestro modo de comportarnos en nuestra vida. Si mantenemos unos hábitos como los que nos ha llevado a este punto crítico, el planeta dirá basta y entrará en un colapso en sus condiciones medioambientales que permite la vida de los seres humanos y de los seres vivos. Esto cambio global sería sin duda el mejor regalo posible para tu Navidad ecológica.

¿Te gustaría conocer nuestras novedades y nuevos artículos? Sólo tienes que registrarte en el botón de debajo para ser parte de nuestra familia Koala y estar al día de todo.

huella ecológica

La huella ecológica: qué es y como calcularla

Tiempo de lectura: 4 minutos

Hoy vamos a tratar uno de los conceptos que más importancia ha adquirido en los últimos años en lo relativo a la incidencia que tiene la humanidad en el medio ambiente. Vamos a explicar que es la huella ecológica y vamos a aprender cómo se puede calcular la huella ecológica.

Huella ecológica definición

La huella ecológica es un indicador biofísico de sostenibilidad que engloba todos los impactos que hace una comunidad humana en el medio ambiente. El concepto de comunidad es acertado, ya que se puede calcular la huella ecológica por ciudad, región, país, continente e incluso a nivel global.

Otro concepto que está muy relacionado con la definición de huella ecológica es la biocapacidad de un territorio. Se podría definir como el área productiva de forma biológica que está disponible.

Ambos conceptos son complementarios. Cuanto mayor sea la biocapacidad de un territorio, mayor será la huella ecológica que pueda asumir este territorio. En la conexión entre ambos conceptos dará como resultado un nuevo concepto que, para nuestra desgracia, está siendo más conocido por todos: el déficit ecológico.

El déficit ecológico es la diferencia entre la huella ecológica y la biocapacidad. En otras palabras, entre la demanda de recursos y los recursos disponibles. Como ya explicamos hace unas semanas, ¡el déficit ecológico de Europa llegó en mayo!

Cómo calcular la huella ecológica

Para calcular la huella ecológica hay que relacionar a varios elementos:

  • La cantidad de terreno que se necesitaría para lograr absorber todas las emisiones de CO2. Ya sabemos que las emisiones de CO2 provienen principalmente de la energía no renovable.
  • La cantidad de terreno que se necesita para poder cubrir las necesidades alimenticias: hablamos no sólo de agricultura, sino también del terreno de mar (pesca) y pasto (ganadería).
  • El terreno de bosque que se necesita para cubrir los requisitos de productos forestales como el consumo de madera.
  • El terreno que se necesita para vivir, para urbanizarlo.

En resumen, se trata del total de superficie productiva de forma ecológica y natural que se necesita para producir los recursos consumidos por un habitante de esta comunidad analizada y, por otra parte, la superficie necesaria para absorber todos los residuos generados por este individuo. Se mide por hectáreas de terreno para cubrir estas necesidades.

Tu huella ecológica

Incluso se puede calcular la huella ecológica personal. En esta web te permiten saber si tu estilo de vida es sostenible. Cumplimentando una serie de preguntas y dando valores a tu consumo de recursos, te dará un resultado personalizado de tu cálculo de huella ecológica y una serie de recomendaciones con las que podrás mejorar tu relación con el medioambiente.

Hay 4 apartados específicos:

  • Uso de la Energía en tu hogar
  • Consumo de agua
  • Estimación de kilómetros recorridos al año
  • La cantidad de basura generado en tu casa

Viviendo por encima de nuestras posibilidades

Es la mejor forma de resumirlo. El planeta tierra tiene unos recursos FINITOS. Permitid que lo ponga en mayúsculas y negrita, ya que parece que a muchos les cuesta asumirlo. Nuestro sistema económico ha llevado a la sociedad a vivir con un ritmo usando un número de recursos muy superior a lo que el planeta tiene capacidad de producir.

A nivel mundial, la población global está viviendo con los recursos que produciría 1’75 planetas Tierra. Y lo peor es que la dinámica es desalentadora y puede aumentar año tras año.

Si bien es cierto que este es el dato general, si miramos los datos por países, tal y como nos muestra el gráfico de WWF, el exceso de uso de recursos por parte los países más ricos son directamente avergonzantes.

wwf planetas necesarios por pais

En la imagen se explica la cantidad de planetas que se necesitarían si todos los seres humanos vivieran con el modo de vida de los ciudadanos de estos países. España, sin estar en el TOP 10, tiene números críticos que no se pueden ni se deben aceptar.

Seguro que llegado a este punto te planteas que el panorama actual es del todo inaceptable y te quieres poner manos a la obra para intentar paliar el dato que te ha dado el calcular tu huella ecológica.  Os proponemos algunos consejos que todos podemos hacer para mejorar la huella ecológica:

  • ¿Es realmente necesario lo que estoy pensando en comprar o lo estoy pensando en comprar por la inercia de la sociedad consumista en la que estamos inmersos?
  • ¿Se puede reparar? ¿Se puede arreglar? Intentémoslo. De esta manera, no seguiremos en esta espiral de gastos de recursos superfluos.
  • Hazte fan de la movilidad sostenible: es más saludable para tu cuerpo y para el medioambiente.
  • Regala una segunda vida a muchos objetos. Con algo de imaginación, te sorprenderás la cantidad de usos que puedes darle a cosas que ibas a lanzar.
  • Separa los residuos, facilita la selección de los materiales para que sean reciclados de forma óptima.
  • Usa de forma inteligente la energía: usa de bajo consumo, apaga los aparatos (evita dejarlos en stand-by)

 

¿Te gustaría conocer nuestras novedades y nuevos artículos? Sólo tienes que registrarte en el botón de debajo para ser parte de nuestra familia Koala y estar al día de todo.

símbolo de reciclaje

Los símbolos del reciclaje: origen y tipos más importantes

Tiempo de lectura: 6 minutos

En nuestra labor de aprender y compartir conocimientos sobre el medioambiente queremos explicaros todo lo concerniente al símbolo de reciclaje. Un icono que en gran medida es reconocido por casi todos nosotros pero que merece una explicación más pormenorizada.

Desde que en las sociedades modernas como la nuestra, el reciclaje se presentó como una necesidad para el medioambiente, cada vez se han ido haciendo más habituales diferentes símbolos que informan sobre lugares dónde se puede lanzar materiales específicos para su posterior clasificación y reciclaje.

símbolo reciclaje

¿Sabías el origen del primer símbolo de reciclaje?

El icono de arriba fue creado por el arquitecto hawaiano Gary Anderson. Lo curioso del caso es que fue un diseño que se presentó a un concurso que se celebró con motivo del primer Día de la Tierra, el 22 de abril de 1970.

Este concurso lo organizó una empresa, Container Corporation of America, que se dedicaba a crear cajas con el material reciclado proveniente de cartón usado. Os recordamos que fue en 1970. Otro detalle a tener en cuenta está en que entre los criterios para el concurso fuera que el logo ganador debía ser de dominio público. 

Anderson diseñó inicialmente un triángulo bidimensional. Este primer boceto lo rechazó por considerarlo demasiado plano. Fue entonces cuando encontró un concepto que le daría volumen y dinamismo: la cinta de Moebius. Se trata de una cinta en la que los extremos se juntan en una curva. 

Esta unión de conceptos dio el símbolo de reciclaje que conocemos: tres flechas que representan las 3R: reciclar – reducir – reutilizar. En otras palabras: selección y clasificación de residuos – transformación de materia prima – productos para ser usados.

Tipos de símbolos del reciclaje

Además, del símbolo original que os hemos explicado antes, se han ido añadiendo otros símbolos de reciclaje que especifican materiales que pueden ser reciclados. Creemos que la mejor forma es presentaros el símbolo concreto y una breve explicación. Así que, sin perder más tiempo, vamos allá:

Punto verde

punto verde: símbolo de reciclaje

Se trata de un símbolo de reciclaje que nos informa que el envase del producto que hemos comprado está catalogado como un elemento que puede ser reciclado. Hay que tener en cuenta que todos los productos que tienen este símbolo están cumpliendo la Ley 11/97 de Envases y Residuos de Envases.

Por otra parte, esto significa que la empresa productora de estos productos con este símbolo tiene un sistema integrado de residuos (SIG) cuya misión consiste en convertirlo en un residuo reciclable.
El Punto verde suele estar en los envases de plástico, de metal, bricks, papel, cartón, etc… Es un símbolo al que estamos tan acostumbrados a ver que quizás ya no lo detectemos a primera vista. En España, el SIG lo realiza Ecoembes.

 

Símbolos según el tipo de envase a reciclar

Como hemos explicado en el anterior apartado, el Punto Verde, incide en el hecho de que estos envases son reciclables. Sin embargo, dependiendo de qué tipo de material está hecho el envase hay otros símbolos que tendríamos que conocer.

 

Símbolo Pet

simbolo de reciclaje PETSin duda, uno de los materiales más usados y, desgraciadamente de los que más tardan en biodegradarse: el Polietileno tereftalato, más conocido como PET.  Es el material con el que están hechas las mayoría de botellas de refrescos y otras bebidas y alimentos. Además, este tipo de material se recomienda que sea de un sólo uso, ya que si se vuelve a utilizar hay riesgo de lixivación y bacterias.

 

 

Símbolo HDPE

simbolo de reciclaje: hdpe
Se trata del símbolo que informa del componente Polietileno de alta densidad o HDPE. Es un material con una gran resistencia química, por lo que se utiliza principalmente para envases de productos de limpieza del hogar y químicos industriales. También se utiliza para envases de leche, zumos, yogurt y bolsas de basura.

 

 

 

Símbolo PVC o V

simbolo de reciclaje PVCPuede ser tanto el símbolo con el las siglas PVC o V. En ambos casos se trata de unos materiales muy resistentes y que suelen ser utilizados para las botellas de detergente, champú, aceites,, materiales para la construcción, ventanas, etc. Su resistencia permite ser un material muy utilizado en diversas áreas.

 

 

 

 

Simbolo LDPE

simbolo de reciclaje LPDE

Las siglas LDPE esconden el Polietileno de baja densidad. Otra variedad de plástico. Fuerte, flexible y transparente que tiene unas utilidades muy variadas: desde las típicas bolsas de la compra de la comida congelada, a algunas botellas e incluso muebles y alfombras. Su dureza permite poder ampliar sus usos.

 

 

 

Símbolo PP

simbolo reciclaje PPNo, no se trata de como se conoce popularmente a un partido político (perdón por el chiste malo), estas siglas esconden el Polipropileno. Se trata de uno de los materiales más usados gracias a su alta resistencia al calor. Es por ello que se usa para envases médicos, pajas para bebidas, botes de tomate, contenedores de cocina.

 

 

 

Símbolo PS

El Poliestireno se utiliza en platos y vasos de usar y tirar, bandejas desechables y también en las clásicas hueveras, entre otros usos. Al contrario que ocurría con el PP, su contacto con el calor hace que se derrita.

 

 

 

 

Otros
símbolo Other reciclaje

En otras palabras, es una forma fácil de englobar una gran variedad de plásticos. Desde materiales tan duros que son a prueba de balas como aquellos que se usan para las gafas de sol, los DVD, etc…

 

 

 

Tidyman

Uno de esos símbolos que nos han acompañado durante muchos años y todos conocemos. Se llama Tidyman, o lo que es lo mismo, el hombre ordenado. Y es una forma de interpelación y responsabilidad para que todos nosotros seamos cívicos y tiremos el papel en la papelera. Aunque en realidad podría decirse de cualquier residuo que pueda ser tirado a una papelera.

 

 

Reciclaje de vidrio

Podríamos decir que es una variante de Tidyman con dos variantes: aparece el conocido anillo de Moebius y el muñeco deja el objeto en un contenedor. En este caso, se podría decir que es una botella de vidrio y que el contenedor es un contenedor verde. Reclama la implicación de la ciudadanía para poder mejorar el reciclaje de los envases de vidrio.

 

Reciclaje de metales

No podían estar fuera de los símbolos de reciclaje materiales tan importantes como los metales (aluminio y acero principalmente). Estos duros materiales también se pueden reciclar y se señalan con estos símbolos.

Dos datos que especifican la gran importancia que tiene el reciclaje de metales son:

  • En un sólo año y a nivel mundial, la industria del acero reciclado ahorra la energía que gasta 110 millones de hogares.
  • La importancia del reciclaje del acero es fundamental, ya que puede ser reciclado de forma ilimitado sin perder calidad.

 

Residuos electrónicos

En la sociedad actual sería imposible no tener en cuenta el cada vez más importante número de residuos electrónicos. En este caso, este símbolo señala que NO se deben tirar a la basura, tanto por ser reciclables como por el grave impacto que pueden provocar en el medio ambiente.

Cada vez hay más puntos de recogida de materiales electrónicos en los que se garantizan un buen ciclo de reciclaje de estos residuos peculiares.

 

Punto Sigre de recogida de medicamentos

Tal y como informan en su web, se pueden depositar en cualquier Punto Sigre tanto los medicamentos que ya están caducados como los que ya no se estén usando. Además, se pueden dejar  cajas y envases vacíos o con restos de medicamentos.

Hay que tener cuidado. No es un lugar dónde dejar cualquier objeto relacionado con la sanidad y es importante tener en cuenta que no se deben depositar agujas.

 

Estos son los símbolos de reciclaje más importantes desde nuestro punto de vista. Si algo se ha demostrado es que para que el medioambiente sea sostenible es necesario que la economía circular esté más presente y el reciclaje sea cosa de todos.

¿Te gustaría conocer nuestras novedades y nuevos artículos? Sólo tienes que registrarte en el botón de debajo para ser parte de nuestra familia Koala y estar al día de todo.

entrevista David allo

Entrevistas con expertos: David Allo

Tiempo de lectura: 7 minutos

Entrevista con David Allo

Ha trabajado como Consultor de sostenibilidad para muchas marcas y organizaciones diferentes, con un amplio bagaje en estrategia y en control de cadena de suministro y con mucho trabajo en producción llegando a conocer en profundidad más de cien fábricas por toda Europa. En la actualidad es el Responsable de Sostenibilidad de TEXFOR que es la Asociación de Industriales Textiles de España.

Leer más