intención de consumo sostenible

Brecha entre la intención de consumo sostenible y la acción

Tiempo de lectura: 4 minutos

En un mundo globalizado donde el objeto que compramos está despersonalizado y lo revisten de personalidad y entidad las marcas a través del marketing. Donde el consumo es símbolo de estatus, de estilo de vida.

Este mundo donde la forma de consumir, el estilo de vida, la finalidad del progreso, de la realización profesional o personal han acabado por tener efectos ambientales que se sienten a nivel planetario, por eso la necesidad de actuar es global.

Todas estas ideas están presentes en la sociedad pero nos parecen problemas grandes e inabarcables. La magnitud de un problema que nos cuesta dimensionar, pero cuyos efectos son visibles hoy en día y que están condicionando el futuro de las generaciones vinientes.

Es cierto que tenemos consciencia, un 73,5% de los españoles ya toma decisiones de consumo por motivos éticos o de sostenibilidad*, pero nos falta el criterio para poder unificar multitud de información muy diversa.

Tenemos la percepción de que hay un problema con nuestra forma de consumir y, al mismo tiempo, vemos el consumo como una herramienta potente para cambiar el mundo (el 62% de los españoles)*. Somos, en cierta medida, conscientes de que nuestro consumo tiene un impacto muchas veces negativo en el mundo. Es decir, tiene impactos negativos en el medio ambiente y en la sociedad: el exceso del uso del plástico en los envasados, está teniendo ya un efecto en los mares y océanos; el uso excesivo de los combustibles fósiles; prácticas laborales no éticas de las compañías transnacionales en los lugares de fabricación… Estas ideas (entre otras muchas) forman parte ya de nuestra conciencia a la hora de comprar, no nos guiamos solo por el precio sino que valoramos otras variables en nuestras opciones de compra.

Existe una intención de consumo sostenible, somos conscientes de que existen alternativas, pero es difícil encontrarlas, no disponemos de un criterio uniforme. Hay mucha información heterogénea y dispersa. Tenemos la sensación de que consumir de un modo más consciente, más concienciado supone un sobre coste, no solo en precio, también en tiempo y muchas veces no tenemos la certeza de acertar en nuestras decisiones de compra.

Según el estudio Otro consumo para un futuro mejor realizado por la OCU y NESI existe una brecha entre la intención de consumo sostenible y el hecho de hacerlo realmente. ¿Qué nos falta para pasar a la acción? Según el citado estudio, las razones son muy concretas:

  • Falta de información
  • Falta de alternativas asequibles
  • Falta de alternativas accesibles
  • Dificultad para encontrar empresas responsables

Nos preguntamos: ¿Queremos un consumo que visibilice los impactos de nuestras decisiones de compra o consumo? ¿Queremos saber?

  • ¿Quién hace lo que compramos?
  • ¿Qué impactos genera?
  • ¿Qué hay detrás de nuestras compras?

Puede que a veces sintamos la tentación de mirar para otro lado, de no pensar que necesariamente provocamos algo negativo con nuestro consumo, que estamos sometidos a inercias de vida que no permiten el sosiego, la pausa para pensar qué estoy comprado y sus implicaciones. El poder ir al pequeño comercio al que te puedes llevar tu bolsa de tela para comprar legumbre, la fruta, o tu recipiente de casa para meter la carne, el pescado… ¡son tan prácticas esas bandejitas de plástico del demonio!

Ir más allá de la intención de consumo sostenible

¿Y si pudieras saber el origen de lo que compras? ¿y si pudieras saber si tal o cual empresa cumple con requisitos medioambientales, laborales? Saber dónde se ha producido aquello que vas a comprar y en qué condiciones. Saber si los tomates, los huevos, la carne, el pescado… son de proximidad y procedentes de empresas con compromiso de bienestar animal.

La siguiente pregunta es ¿cómo puedo dar respuesta a todas esas preguntas? ¿no hay alguna guía o algún criterio que unifique todos estos conceptos? Vivimos en una economía de mercado libre y esta filosofía de libertad de comercio ha contribuido en gran medida a libre construcción de conceptos para categorizar los productos y servicios de toda la economía.

Esta falta de criterio uniforme y la demanda de una autoridad, una tercera parte, que se encargara de categorizar y dar criterio, dio paso al nacimiento de los sellos de certificación medioambiental y social. Organismos oficiales y entidades independientes  que otorgan sellos mediante auditoria previa que certifican que las empresas ponen en el centro al ser humano y al medio ambiente frente a la maximización del beneficio económico. Esto, así explicado, simplifica mucho la complejidad de lo que muchos sellos hacen.

Pero, volvemos a la lógica del libre mercado, los sellos o certificaciones los emiten terceras partes y a veces no tenemos la certeza de que realmente respondan a criterios objetivos y que exista transparencia. Sí, muchos de estos sellos,  tienen poco que ver con criterios de medio ambiente o sociales, o directamente sirven para hacer greenwashing.

Queremos pasar de la intención de consumo sostenible a la acción. Para ellos hemos creado unas etiquetas (que aglutinan sellos fiables, no de los que sirven para hacer greenwashing o no  tienen nada que ver con el producto). Para ello hemos seguido las recomendaciones de los expertos (para conocer los sellos buenos) y hemos preguntado a la gente qué información le gustaría encontrar para guiar sus compras por criterios éticos y ecológicos. Estas son nuestras etiquetas:

  • Sin explotación infantil
  • Respeto al medio ambiente
  • Empleo digno
  • No experimenta con animales
  • Empleo de calidad
  • Comercio justo

Cuando busques en ClicKoala encontrarás productos con alguna o varias etiquetas. Queremos romper la brecha, queremos pasar a la acción, ¿te apuntas?

 

____

(*) Datos del estudio “Otro consumo para un futuro mejor” realizado por la OCU y NESI

¿Te gustaría conocer nuestras novedades y nuevos artículos? Solo tienes que registrarte en el botón de debajo para ser parte de nuestra familia Koala y estar al día de todo.

Las colillas en el suelo: un desecho socialmente aceptado

Tiempo de lectura: 4 minutos

Una pareja paseando por la calle tira algo a la papelera, hasta ahí todo normal. A los pocos metros, uno por cada lado tiran al suelo su correspondiente colilla en un gesto que parece totalmente inconsciente. Un gesto que se repite en muchos fumadores cada vez que entran a una tienda, a un taxi, a un bar, que salen de su puesto de trabajo a echar un cigarrito… Y no decimos nada porque a los pocos metros, a los pocos minutos, alrededor de esa calle y en toda la ciudad, en el país y en el mundo, se tiran cientos, miles, millones y hasta billones de colillas al suelo (en concreto 4,5 billones en todo el mundo) sin el menor tipo de pudor.

¡Están por todas partes!  ¡Estamos andando sobre colillas!

Y encima está socialmente aceptado, ¿Por qué?

En Clickoala no podemos encontrar la razón, ¿la sabes tú? Lo curioso es que (afortunadamente) ya se ve raro tirar un papel al suelo de forma descarada mientras alguien te esté mirando, siempre te dirán algo reprobando tu actitud. Y lo mismo pasa con las cacas de los perros, al menos en grandes ciudades si no la recoges tras tu perro, te llamarán la atención. Y nos parece bien, así debe ser.  Pero ¿cuándo se llamará la atención a los ciudadanos poco cívicos, poco concienciados o muy, muy despistados que tiran sus colillas al suelo en cualquier tipo de entorno urbano o rural? Es más serio de lo que parece.

La incidencia de fumadores en España es del 30% sobre la población general, lo que supone cerca de 14 millones de personas. Y desde luego hay una buena parte de ellos que se hacen notar, ya que 2 tercios de sus colillas terminan en el suelo. La prohibición de fumar en lugares públicos cerrados ayudó a disminuir el número de fumadores, pero lamentablemente al medio ambiente no le vino tan bien. La cantidad de colillas que se tiran al suelo se multiplicó con la entrada en vigor de la ley antitabaco.

¿Y que tienen de malo las colillas a parte de generar mucha suciedad y costos para su limpieza?

“Mezclas de cadmio, arsénico, alquitrán o tolueno, el efecto contaminante de las colillas en el medio ambiente puede ir de 7 a 12 años, aunque algunos autores dicen que sus consecuencias pueden durar hasta 25 años. Además, en contacto con el agua son especialmente dañinas, puesto que cada colilla tiene el potencial para contaminar unos 50 litros de agua dulce”, señala Greenpeace. Y ya sabemos lo crítico de nuestros mares en cuanto a contaminantes como los microplásticos.

Como podéis suponer, debido a su composición, las colillas no son reciclables. Pero, aunque no se puedan reciclar, el gran problema de las colillas viene por tirarlas al suelo. Y no, tirarlas al retrete, una costumbre bastante común, no es tampoco recomendado ya que los residuos acabarán de la misma forma en el océano. Y sólo mencionamos de refilón que las colillas mal apagadas “lanzadas a su suerte” son una de las principales causas de incendios de nuestros bosques…

Los filtros o colillas de cigarros fabricados a base de acetato de celulosa, en la mayoría de los casos, no se biodegradan. Bajo la luz solar y humedad los filtros de cigarros pueden romperse en pedazos de plásticos más pequeños, dejando escapar micro fibras sintéticas y cerca de 7000 químicos contenidos en un sólo cigarro, muchos de ellos tóxicos para el medio ambiente. Se ha demostrado que esos tóxicos se filtran, a través de procesos de escorrentía o urban runoff, hacia el medioambiente y son altamente nocivos para los suelos y los organismos terrestres y acuáticos.

Las colillas contaminan el agua

Las colillas contaminan el agua. Popular campaña de Surfrider Foundation y la agencia Saatchi & Saatchi Los Ángeles

 

¿Qué podríamos hacer? Hemos encontrado 4 propuestas.

  • La primera aunque suena bien no pinta fácil porque implica un aumento de costes en la producción de los cigarrillos, supondría diseñar y producir colillas biodegradables y lamentablemente dudamos que los productores se comprometieran a hacer algo así sin ser forzados legalmente.
  • Otra alternativa es la micorremediación, un proceso que usa hongos para degradar o retener los contaminantes en el ambiente, una investigación en la Universidad de Maine muestra que gracias a 3 especies de hongos sería posible que las colillas se biodegradaran en un periodo de entre 3 y 9 meses.
  • Una tercera alternativa fue propuesta por la Universidad de Extremadura y es usar este material poroso de los filtros como material absorbente del sonido. El coeficiente de absorción de las colillas es muy alto en frecuencias medias. Hasta ahora, lamentablemente, las iniciativas de reciclaje son anecdóticas.
  • Una última estrategia sería aplicar un sistema de depósito, devolución y retorno. Cobrar con cada cigarro una cantidad de dinero que sería reembolsada a quienes entregasen de vuelta las colillas. Alberto Vizcaíno lo propone en este post “SDDR para colillas de cigarros“.

Alberto es asesor de gestión ambiental y bloguero en Productor de Sostenibilidad y muy acertadamente afirma que “Tenemos que ser conscientes de que muchos de nuestros residuos lo son porque no los podemos usar para nada de manera rentable”. “Lo que habría que hacer con las colillas es echarlas a un vertedero en condiciones de seguridad, que no contaminen más o incinerarlas en condiciones de seguridad”.

Pero no nos engañemos, la estrategia más importante es promover campañas de concienciación y educación ambiental a menores y adultos, ciudadanos de a pie y sobre todo políticos, que pueden implementar incluso medidas sancionadoras realmente aplicables desde ya, para que consigamos que un desecho no pueda en ningún caso convertirse en algo socialmente aceptado.

Empieza desde YA, en Clickoala te animamos a deshacerte de las colillas de forma responsable, ¡no la tires al suelo!.

¿Te gustaría conocer nuestras novedades y nuevos artículos? Solo tienes que registrarte en el botón de debajo para ser parte de nuestra familia Koala y estar al día de todo.

déficit ecológico en Europa

Europa está en déficit ecológico en mayo

Tiempo de lectura: 3 minutos

Cuando leemos los discursos de los portavoces de la Unión Europa hablando de los grandes esfuerzos que se están realizando en materia de medioambiente, el ciudadano tiene dos opciones. La primera, “comprar” ese discurso confortable y sentirse orgulloso de lo que el viejo continente está haciendo para mejorar el deterioro del planeta o el bienestar de los animales. La segunda, más crítica, es reclamar acciones más contundentes y eficaces. Ante ambas decisiones, los números sobre el déficit ecológico de Europa no permiten la duda. ¡Tenemos que exigir!

Disculpad este inicio tan beligerante, en Clickoala intentamos ser objetivos pero la situación lo reclama. En estos momentos, estamos inmersos en una campaña electoral para el Parlamento Europeo (además de municipales y autonómicas), tanto el ecologismo como el consumo sostenible y otras medidas totalmente necesarias están siendo usadas para recaudar votos. Sin embargo, la realidad de nuestro planeta no puede permitirse ideas y proyectos a largo plazo.

Un demoledor informe de WWF señala la forma de vivir del ciudadano de Europa y, sobre todo, a sus gobernantes. Estamos en mayo, el 5º mes del año, y Europa ya está en números rojos, es decir, ha entrado en déficit ecológico. En otras palabras, los europeos hemos agotado los recursos naturales que son capaces de regenerar los ecosistemas de territorio europeo en todo un año. La huella ecológica de Europa agrava la situación del planeta.

¿Qué es la huella ecológica?

La huella Ecológica es una forma de medición del impacto que tiene el ser humano y las actividades que realiza sobre el medio ambiente y la naturaleza. La medida que se utiliza es la superficie que se necesitaría para producir de forma natural recursos y, a la vez, absorver los efectos de la actividad humana.

Se tata de un indicador cada vez más utilizado en el sector del medioambiente y aceptado por instituciones y gobiernos internacionales. La huella Ecológica, también muy conocido en su palabra inglesa footprint, demuestra la necesidad de un cambio global en la forma de vivir, principalmente en los países con más poder adquisitivo. Es el caso que nos ocupa, el déficit ecológico de Europa desde el  de mayo. 

2.8 planetas serían necesarios si todo el mundo consumiera lo mismo que un ciudadano europeo medio

Este déficit ecológico no ha hecho más que agravarse cada año. Si en el año 1961, esta situación llegó el 13 de octubre. En el año 2019, se ha alcanzado el 10 de mayo. Hay algo que todos los ciudadanos de Europa tenemos que replantearnos. Incidiendo en este punto, merece la pena incidir en la necesidad de un cambio global con un dato elocuente: La población europea representa un 7% de la población mundial, sin embargo, consume el 20% de la biocapacidad del planeta.

¿Y el déficit ecológico de España?

España no puede mirar a otro lado. Si bien este déficit de la biocapacidad en el caso español es un poco más tarde, concretamente el 28 de mayo, esta fecha significa que se ha recortado en 15 días la fecha que marca el punto de desequilibrio respecto al año 2018. Hay que tener en cuenta además que la CE ya avisó a España de su deficiente compromiso con la energía renovable

Consecuencias del déficit ecológico de Europa

Este creciente desequilibrio entre la huella ecológica y la biocapacidad de Europa no solo es un peligro para el futuro, sino para el presente. Estas son algunas de las consecuencias de tener un déficit ecológico continuado y tan temprano:

  • Incremento en la deforestación global
  • Contaminación del aire
  • Agotamiento de la pesca
  • Pérdida de especies animales y, por tanto, de la biodiversidad
  • Agravamiento del cambio climático
  • Sequías
  • Erosión del suelo

Desde Clickoala sabemos que el cambio debe ser global, empezando por el individuo pero abarcando a la sociedad. Y para ello, los representantes políticos deben dar un paso definitivo hacia la implementación de medidas totalmente necesarias para paliar estas consecuencias que está padeciendo nuestro planeta por el déficit ecológico de Europa.

¿Te gustaría conocer nuestras novedades y nuevos artículos? Solo tienes que registrarte en el botón de debajo para ser parte de nuestra familia Koala y estar al día de todo.

Desperdicio alimentario

Los vergonzosos números del desperdicio alimentario

Tiempo de lectura: 4 minutos

El mundo está mal repartido. Es algo sabido e incluso aceptado por la sociedad. Sin embargo, hay datos hirientes que deberían servirnos de acicate para un cambio de mentalidad individual global. Hoy vamos a hablar de una cuestión fundamental: el desperdicio alimentario. Ya hablamos del panorama de la alimentación en relación a su impacto medioambiental.

Según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO)  cada año se desperdician 1.300 millones de toneladas de comida. Cifras alarmantes si tenemos en cuenta los millones de personas que forman parte de las 51 naciones que conforman la lista de países de bajos ingresos y con déficit de alimentos (PBIDA) en el año 2018. Por cierto, 37 países de este listado son del continente africano. El eterno territorio olvidado.

A pesar de que todos los países tienen desperdicio alimentario, el nivel económico influye en qué momento o fase se produce esta pérdida de alimentos.

En los países con mayor poder económico (Europa, USA, Japón, China y Australia) se caracterizan por desperdiciar los alimentos en la última fase de la cadena: la del consumidor. Compramos más de que lo necesitamos. Un ejemplo más de la deriva en la que estamos inmersos los ciudadanos en las sociedades consumistas. Por eso es tan importante, lograr un consumo responsable y sostenible.

Por el contario, en los países con menos ingresos, la pérdida de alimentos se produce en casi todos los eslabones de la cadena alimentaria. Desde la producción a almacenamiento o el transporte. La razón está en la deficiencia en infraestructura, tecnología, transporte y falta de medios para una correcta conservación.

El desperdicio alimentario según el tipo de comida

A pesar de que la pérdida de alimentos es una constante en la actualidad, el porcentaje varía según el alimento. Os proponemos un repaso por cada grupo de alimento, aunque ya os avanzamos que hay alimentos que se desperdicia ¡casi el 50%!.

Lacteos: se calcula que hay un 20% de pérdida de lácteos. Sólo en Europa se pierden cada año ¡29 millones de toneladas de productos lácteos!

Pescado: Se calcular que hay un 35% de pérdida de pescado. Además del desperdicio del propio consumidor de pescado, está el hecho de que un 8% del pescado capturado a nivel mundial es devuelto al mar en pésimas condiciones para la supervivencia o directamente muertos.

Carne de vacuno: se calcula que hay un 20% de pérdida de carne. Este dato equivale a ¡75 millones de vacas! Otro elemento a tener en cuenta es que el sector ganadero genera un 18% más de CO2 que el sector transporte y, por tanto, uno de los causantes del empeoramiento del efecto invernadero.

Cereales: se calcula que hay un 30% de pérdida de cereales. Uno de los alimentos fundamentales para la alimentación y en los países con más poder adquisitivo se desperdician 286 millones de toneladas de productos cereales.

Raíces y tubérculos: se calcula que hay un 45% de pérdida de raíces y tubérculos. Solo en América del Norte y en Oceanía se lanzan 6 millones de toneladas de este tipo de alimentos en buen estado.

Frutas y hortalizas: se calcula que se desperdician un 45%. Alimentos tan sencillos de consumir y se pierden casi la mitad de su producción.

Legumbres: se calcula que el 22% de la producción se pierde.

Cambios que todos podemos hacer para evitarlo

El cambio empieza por uno mismo. El panorama es dramático, tal y como os hemos explicado con datos de la FAO. Sin embargo, más allá de que los estados deban buscar cómo cambiar la actual agricultura y ganadería industrial, el propio consumidor ciudadano puede poner su propio granito de arena en un cambio de costumbres. Estos serían algunos de los pequeños cambios que podemos hacer todos:

  • Comprar de forma inteligente planificando comidas
  • No fijarse en el aspecto de las frutas y las hortalizas
  • Fijarse siempre en las fechas de caducidad
  • Acostumbrarse a leer siempre el etiquetado
  • Aprovechar las sobras: aprende a reciclar la comida
  • Transforma los restos alimentarios para abono para las plantas

ACTUALIZACIÓN 2020

El año 2020 se ha visto sacudido hasta los cimientos por la llegada de la pandemia del Covid-19. Su presencia ha provocado no únicamente la devastación sanitaria y humana, sino también una crisis económica sin precedentes. Además, su virulencia activó algunos mecanismos en la población como el de la compra excesiva de alimentación y productos sanitarios. 

Todos recordamos las imágenes televisivas de personas lanzándose  dentro de los supermercados en busca de comida, bebida y del tan deseado papel higinéico. Todo ello, a pesar de las declaraciones del gobierno indicando que estaba asegurado los productos de primera necesidad para toda la población. 

¿Las consecuencias? A los ya dolorosos números de desperdicio alimentario en España se le sumó un aumento del 12% durante las primeras semanas de confinamiento. La razón es sencilla: se compró tanto que no se pudo consumir tanta comida.

Estos datos provienen de un estudio publicado en la revista ‘Science of the Total Environment’ en el que participaron investigadores de varias universidades españolas y una peruana. También calcularon el coste económico que esta mala gestión de la compra provocó en los bolsillos de los españoles: un gasto extra de 4’7€ semanales durante el confinamiento. 

¿Te gustaría conocer nuestras novedades y nuevos artículos? Solo tienes que registrarte en el botón de debajo para ser parte de nuestra familia Koala y estar al día de todo.

energía solar

La Unión Europea de la Energía avisa a España por su deficiente compromiso de energía renovable

Tiempo de lectura: 2 minutos

España otra vez está siendo observada con lupa por la Comisión Europea (CE). Hace unos días hicieron público el cuarto informe de progreso sobre la Unión Europea de la Energía, en el que se exponía las dudas que existen en el seno del organismo europeo sobre si España y seis países más cumplirán con los objetivos firmados sobre energía renovable para el año 2020. Este objetivo no es excesivamente ambicioso. Se trata de alcanzar el 20% de energía verde para el próximo año.

Además de España, los otros países que han sido alertados sobre el insuficiente progreso en la adecuación energética por métodos verdes o renovables son Alemania, Austria, Letonia, Rumanía, Eslovenia y Eslovaquia.

La última información que se tiene de la evolución de las medidas de cambio energético de estos 7 países proviene de datos de Eurostat y tiene fecha de cierre del año 2017. Estos datos son del 17’5%, muy lejos del objetivo del 20% comprometidos.

Otro aspecto del que la Unión de le Energía pone en alerta es la necesidad de crear una industria europeo solvente de baterías eléctricas, para dejar de depender de competidores extranjeros. Sobre todo, teniendo en cuenta el aumento continuado de los vehículos eléctricos.

¿Qué es la Unión Europa de la Energía?

La Unión Europa de la Energía es el organismo que debe garantizar que Europa tenga una energía respetuosa con el medio ambiente, pero a la vez suficiente para cubrir las necesidades de su población y segura. En este contexto, abogan por un uso más razonable de la energía y han elaborado una ruta que lleve a una economía baja en emisiones, segura y competitiva.

Esta ruta contiene un conjunto de medidas con el que los estados miembros de la Unión Europea se comprometieron en el año 2015 a garantizar para sus ciudadanos una energía asequible, segura y sostenible.

Estas medidas se centran en 5 ámbitos, entre los que destacan la seguridad y eficiencia energética y la eliminación del uso del carbón. En la infografía se puede comprobar las claves para la transición de la Unión de la Energía para Europa.

Sin embargo, no todo son malas noticias en España respecto al uso de las energía renovables. Tenemos un caso extraordinadio: la Isla del Hierro, que es la primera isla completamente autosuficente en cuanto a energía se refiere. 

 

 

¿Te gustaría conocer nuestras novedades y nuevos artículos? Solo tienes que registrarte en el botón de debajo para ser parte de nuestra familia Koala y estar al día de todo.

influencers de ecología mapa

Los 30 influencers de ecología en Twitter

Tiempo de lectura: 4 minutos

El principal objetivo que tenemos en ClicKoala es conectar la información sobre la sostenibilidad y a ecología con aquellas personas que están interesadas en mejorar el medio ambiente y las personas. Por ese motivo hemos analizado qué se dijo en Twitter sobre este tema en los pasados meses de febrero y marzo de 2019, y a partir de casi 250 mil tweets hemos creado el ranking de los 30 influencers de ecología, sostenibilidad y el consumo responsable, teniendo en cuenta a expertos, ONGs, diarios, blogs, comunidades y empresas.

La intención de este ranking es facilitar a cualquier persona que quiera estar al día sobre lo último en ecología, nuevas formas de vivir más sostenibles, avances en el mundo de las energías renovables, movilizaciones, ideas para ayudar al medio ambiente, iniciativas sociales… y en resumen, todo aquello que pueda mejorar el presente y el futuro de nuestro planeta.


Top 30 de cuentas de twitter

El top 30 de influencers de ecología y sostenibilidad es el siguiente y sus descripciones de Twitter:

  1. Ecologistas: Somos una confederación de grupos ecologistas. Con una estructura asamblearia, formamos parte del ecologismo social.
  2. greenpeace_esp: Greenpeace es una organización ecologista y pacifista, económica y políticamente independiente, no acepta donaciones ni presiones de gobiernos o empresas
  3. iescolar: Director de eldiario.es  y analista político en La Sexta.
  4. santi_mbarajas: Ecologista. Activista en Ecologistas en Acción desde su fundación. Miembro de Equo. Ingeniero agrónomo. Defendiendo el agua, el medio natural y las personas.
  5. Eldiarioes: Periodismo a pesar de todo.
  6. Wwfespana: WWF es la mayor organización independiente para la conservación de la naturaleza. Únete y ayúdanos a luchar por un Planeta Vivo.
  7. seo_birdlife: Trabajamos por el Medio Ambiente, la naturaleza y las aves. Conservación, ecología, ciencia, educación ambiental y #Natura2000. #Depajareo desde 1954
  8. ecologismo_urg: Difundimos propuestas que promuevan un cambio de modelo para hacer frente a la crisis ecológica y avanzar hacia la sostenibilidad de nuestro planeta
  9. el_pais: Noticias, reportajes, opinión, análisis y la última hora de la información más relevante. Con nuestra mirada puesta en España, Europa y Latinoamérica
  10. onu_es: Cuenta oficial de #NacionesUnidas en español. Te informamos sobre la actualidad de la ONU en todo el mundo.
  11. Ecoembes: Ecoembes es la organización medioambiental sin ánimo de lucro que promueve el cuidado del #medioambiente a través del #reciclaje de envases domésticos en España
  12. publico_es: Twitter oficial del Diario Público.
  13. _contrainfo: Periodismo incómodo.
  14. Gominolasdpetro: Doctor en Ciencia y Tecnología de Alimentos. Consultor.
  15. Blogsostenible: Ecología: Más que noticias sobre SOSTENIBILIDAD y sus conexiones a bioeconomía, política, psicología, biodiversidad…amor a la vida, a lo BIO. ¡TE GUSTARÁ!
  16. Ecologia_info: Sección ecologista y animalista de @_contrainfo
  17. Eeamadrid: Con la ecología social como eje, el grupo de Ecologistas en Acción Madrid es uno de los más de 300 grupos confederados en @ecologistas del Estado español.
  18. Amigostierraesp: Somos una asociación ecologista que fomenta el cambio local y global hacia una sociedad respetuosa con el medio ambiente, justa y solidaria.
  19. Elperiodico: Información, participación y conversación con El Periódico.
  20. Sextanoticias: El twitter de laSexta | Noticias. Te contamos todo lo que ocurre en el momento que ocurre.
  21. Operadornuclear: Ingeniero con Licencia de Supervisor en una Central Nuclear. Divulgador Independiente sobre Ciencia y Tecnología Nuclear. Premio de Comunicación de la SNE.
  22. Jmmulet: Investigando transporte de potasio en el @IBMCP de la @UPV.
  23. Juventudxclima: Juventud por el Clima nace como respuesta al movimiento #FridaysForFuture que ha nacido en toda Europa.
  24. yayo_herrero: Antropóloga, ingeniera técnica, profesora, investigadora y activista ecofeminista. El planeta no es vuestro, nuestros cuerpos tampoco.
  25. Gretathunberg: 16 year old climate activist with Asperger
  26. Gonsaenzdemiera: Energía, cambio climático, calidad del aire, economía, sostenibilidad, movilidad, prospectiva, agua, bici…
  27. Efeverde: Las noticias de #ecologia, #medioambiente, #rsc, #cambioclimatico y #transiciónecológica de EFE.
  28. Lavanguardia: Twitter oficial de ‘La Vanguardia’ Información al minuto nacional e internacional.
  29. ecologistes: Xarxa de persones i grups ecologistes, ecofeministes, pacifistes, conservacionistes i de defensa dels animals de Catalunya
  30. ecotoledo: La organización de defensa del medio ambiente en la provincia de Toledo
3 temáticas agrupan las cuentas de Twitter más influyentes

Hemos visto que los influencers de ecología y sostenibilidad hablan de diferentes temas, los hemos agrupado según su perfil y puntos en común:

  • Grupos ecologistas: destacan @ecologistas (Ecologistas en Acción), @Greenpeace_esp y WWF, ellos denuncian problemas medioambientales, proponen soluciones par salvar el planeta y comparten logros judiciales contra empresas que han cometido delitos ecológicos. Greenpeace se centra más en el problema de la energía nuclear y sus riesgos, en su mismo grupo encontramos a @operadornuclear que ofrece una visión opuesta, ya que considera que la energía nuclear es imprescindible para reducir el impacto del cambio climático.
  • Medios de comunicación: destacan los diarios digitales @eldiarioes, @el_pais y @publico_es, a pesar de que estos medios son generalistas y tratan todo tipo de noticias, son grandes referentes y sus noticias sobre cambio climático, la contaminación, la sostenibilidad, el reciclaje o las movilizaciones por el clima, son muy importantes.
  • Científicos escépticos: destacan @gominolasdpetro y @jmmulet, ofrecen un enfoque crítico hacia algunos productos y hábitos que teóricamente son más ecológicos, pero que ellos afirman que no existen evidencias científicas que prueben que son mejores para el medio ambiente o incluso para las personas que toman esos productos.

Este ha sido nuestro repaso a los influencers de ecología y sostenibilidad, pero también hemos analizados otros universos de twitter y sus referencias:

¿Te gustaría conocer nuestras novedades y nuevos artículos? Solo tienes que registrarte en el botón de debajo para ser parte de nuestra familia Koala y estar al día de todo.

Supermercados sostenibles

Análisis sobre la sostenibilidad de los supermercados

Tiempo de lectura: 3 minutos

Algo está cambiando en la forma de comprar en los supermercados de nuestros barrios. Las empresas de distribución hacen públicas medidas para disminuir el impacto que tienen tanto en el medio ambiente como en el bienestar animal, sabedores del creciente interés del consumidor sostenible. Pero en Clickoala sabemos que podemos ir más allá de las notas de prensa que lanzan estas empresas. Así que, vamos a repasar qué hay de cierto sobre la sostenibilidad de los supermercados en España. 

Parece la prehistoria, pero no hace tanto. En el 2011 los supermercados empezaron a cobrar las bolsas de plástico como una acción para disuadir el uso indiscriminado del plástico. Fue un primer paso hacia la sostenibilidad de los supermercados. Hoy en día se puede decir con rotundidad que esta medida ha sido un éxito… pero sobre todo éxito económico para las cadenas de supermercados, ya que están facturando cantidades muy destacadas con el cobro de las bolsas de plástico. 

Solo con la venta de bolsas de más de un uso (muchas aún siguen siendo de plástico) los supermercados están logrando aproximadamente 600 millones de euros de beneficio, según se refleja en un interesante artículo de Merca2.

En esta información se detalla datos realmente destacables de algunas cadenas como la del grupo Eroski, que en el 2017 vendió 80 millones de bolsas con valor de 10 millones de euros.

Otro ejemplo de las dimensiones de este nuevo negocio que han descubierto los supermercados al pasar de regalar las bolsas de plástico a vender bolsas reutilizables, es que son uno de los productos con más éxito de Dia. En el 2017 vendió bolsas por un valor de 8’75 millones de euros.

Para el líder de los supermercados en España, Mercadona, se puede esperar que el negocio sea muy superior que estos dos casos anteriores. Sin embargo, no hay información oficial, aunque unas declaraciones de su presidente, Juan Roig, puede servirnos para darnos una idea. Según Roig, el cobro de bolsas les podría suponer un ahorro de 35 millones de euros anuales.

Por supuesto, desde la Asociación Española de Distribuidores, Autoservicios y Supermercados (Asedas) lanzan un dato que apoyan sus medidas: se calcula que ha descendido el uso de bolsas de plástico en los supermercados más de un 85%

 

Medidas a favor de la sostenibilidad de los supermercados

En los últimos meses se han ido sucediendo anuncios corporativos sobre medidas a favor de la sostenibilidad de los supermercados y del bienestar animal por parte de varias cadenas de distribución. Sin embargo, siguen sin ofrecer verdadera transparencia sobre datos más comprometidos. 

En esta especie de carrera para anunciar las bondades de los supermercados, parece que todas juegan con las mismas reglas. Hagamos un pequeño resumen de sus notas de prensa sobre la sostenibilidad de los supermercados:

La cadena francesa Carrefour ha puesto como fecha límite el año 2022 para lograr implementar exitosamente medidas contra el desperdicio alimentario. 

Mercadona destaca por la optimización logística y transporte sostenible. En cuanto a sus tiendas han implementado medidas de aislamiento para ahorrar energía, la reducción de residuos y evitar el desperdicio alimentario.  

Aldi: esta cadena de supermercados de origen alemán anunció medidas de bienestar animal. Un ejemplo: eliminar los huevos de gallinas enjauladas, priorizar la carne fresca nacional y evitar la venta de pescado y marisco protegidos.

Lidl: esta cadena alemana de supermercados hizo pública en rueda de prensa sus medidas en torno al bienestar animal. Y hace tiempo que tiene el certificado Energía Verde, que implica que utiliza sólo energía renovable.

En definitiva, los supermercados saben que tienen los ojos puestos sobre ellos y quieren vender sus bondades. Sin embargo, una medida pensada para evitar el uso indiscriminado de las bolsas ligeras de plástico se ha convertido en uno de los grandes éxitos de ventas de los supermercados. ¿Qué ocurrirá cuando esta medida de cobrar las bolsas lleguen a otros sectores comerciales? ¿Desvirtuarán el espíritu de la medida para convertirlo en un negocio? Lo veremos pronto y en Clickoala te lo contaremos. 

Existe un cierto paralelismo entre lo que hacen realmente los supermercados y lo que podrían hacer, y la brecha existente entre la intención de consumo sostenible del ciudadano y hacerlo. Hay una gran diferencia entre este tipo de acciones cosméticas medioambientales y  un acercamiento real hacia las buenas prácticas medioambientales.

¿Te gustaría conocer nuestras novedades y nuevos artículos? Solo tienes que registrarte en el botón de debajo para ser parte de nuestra familia Koala y estar al día de todo.